Las tareas escolares: Tips para que tus hijos las hagan

El momento de hacer las tareas con tus hijos no debe convertirse en una lucha, sino en un acuerdo.

Facebook ShareFacebook Share
TweetTweet
Comparte
EnvíaEnvía

PUBLICADO: EST Aug 2, 2013 12:01 am EST

Lograr que sus hijos hagan las tareas diariamente es la preocupación de muchos padres, ahora que comenzará el nuevo curso escolar .

Lo primero que deben hacer para solucionar este problema, es establecer un horario fijo . De ese modo los niños sabrán de antemano que a esa hora no se les permitirá jugar ni tomar parte en ninguna actividad que no sea la de hacer sus deberes escolares. Pero deben dejar un espacio de tiempo libre, después la llegada de la escuela, para que los chicos se puedan relajar e incluso involucrarse en actividades físicas . Estudios realizados con escolares han demostrado que estos pueden concentrarse mejor después de realizar ejercicios físicos tales como correr, saltar o jugar a la pelota.

Especial: Regreso a la escuela

Además de tener establecido un horario invariable, los niños deben tener un espacio dedicado exclusivamente a hacer las tareas escolares, sean dentro de su propia habitación o en otro lugar de la casa donde haya silencio, luz y ventilación suficientes. En el sitio designado para esto, deben estar los útiles escolares necesarios, como papeles, lápices, sacapuntas, goma de borrar y libros de texto.

El resto de la familia, si la hay, debe respetar también este horario, colaborando para que haya un ambiente tranquilo que facilite el estudio; nada de televisores encendidos ni equipos electrónicos que puedan interrumpir al niño mientras estudia. Los hermanos mayores, si los tiene, pueden sumarse a este espacio para terminar proyectos pendientes, y hasta uno de los padres puede acompañarlos mientras revisa su correo en Internet o lee las noticias del día. Esto hará que el niño se sienta cómodo en un ambiente de trabajo y no desee levantarse para irse a jugar.

Ayúdalo, pero solo lo necesario

Con frecuencia los niños requieren de la ayuda de los padres para hacer sus asignaciones escolares, pero esto no debe confundirse con hacérselas, para que los niños terminen más rápido. Así los estarían perjudicando.

En lugar de esto, hay que dejarlos hacer el trabajo solos, y cuando terminen, entonces sí es responsabilidad de los padres comprobar que han terminado, chequear la ortografía o ayudarlos, por ejemplo, con un ejercicio de matemática complicado.

También es conveniente enseñarlos a usar diccionarios, mapas y recursos disponibles en Internet para complementar sus trabajos de clase.

Si a pesar de sus esfuerzos, los padres ven cómo sus hijos se niegan rotundamente a hacer las tareas, entonces deben buscar la causa de esa actitud. Puede ser que tengan dificultades reales para aprender la materia explicada en clase, y en ese caso la solución está en conversar con los maestros para que reciban ayuda extra.

Comentarios

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

TE RECOMENDAMOS

MÁS NOTAS

Siete pasos para un cuidado sostenible del césped

Siete pasos para un cuidado sostenible del césped

El agua nuestra de cada día

El agua nuestra de cada día

Súmate a la onda del compostaje

Súmate a la onda del compostaje

Consejos para escoger la mascota de tu familia

Consejos para escoger la mascota de tu familia

No te dejes engañar por un contratista

No te dejes engañar por un contratista

Doce formas sencillas de reducir tu consumo de plástico

Doce formas sencillas de reducir tu consumo de plástico

¿Buscas los alimentos más frescos? Cómpralos en estos supermercados

¿Buscas los alimentos más frescos? Cómpralos en estos supermercados

Decora con paneles japoneses

Decora con paneles japoneses

La otra cara de los programas residenciales para niños 'problemáticos'

La otra cara de los programas residenciales para niños 'problemáticos'

Cinco básicos para decorar con estilo

Cinco básicos para decorar con estilo

Tips para vender tu casa sin un agente de bienes raíces

Tips para vender tu casa sin un agente de bienes raíces

Diez verdades sobre los productos orgánicos

Diez verdades sobre los productos orgánicos