Dietas retro: ventajas y desventajas

¿Te quieres poner a dieta? Conoce los pros y contras de algunas de las dietas más populares.

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Dietas retro: ventajas y desventajas
Una dieta saludable debe incluir todos los grupos de alimentos.

Las dietas retro son aquellas que causaron furor en décadas recientes, para luego caer en desuso: en los últimos años del siglo pasado y en los primeros del actual, casi todo el mundo pareció darse cuenta de pronto que necesitaba bajar de peso. Y surgieron como por arte de magia la dieta de la sopa, la del huevo, la de los batidos, la de la manzana, la de las carnes y muchísimas más.

Entre las más populares de la década pasada estuvieron la dieta de la col, la del doctor Atkins y la de South Beach. A continuación te explicamos en qué consistía cada una de ellas y cuáles eran sus ventajas y sus inconveniencias.

La dieta de la col


La dieta de la col no ofrece mucha variedad de alimentos.

Consistía en un plan semanal en el que cada día se comía un grupo de alimentos bajos en calorías . El alimento principal era una sopa de col que se podía tomar en cualquier momento y en la cantidad que se deseara.

Como todas las dietas extremas, ésta funciona rápidamente haciendo que la persona baje de peso, pues la cantidad de calorías diarias se reduce a 800, pero junto con la grasa el cuerpo elimina también agua y masa muscular. Con ella se pierden minerales, como el potasio, de gran importancia para el cuerpo, y al reducirse la masa muscular, los músculos dejan de quemar grasa, razón por la cual la mayoría de las dietas supervisadas por un nutricionista son acompañadas de un plan de ejercicio .

Otro inconveniente de esta dieta, de la que se desconoce el autor, es que durante los primeros días sus seguidores experimentan náuseas, dolor de cabeza y fatiga, porque el cuerpo necesita adaptarse a la reducción de calorías. Y ni hablar de los gases que suelen presentarse cuando la persona no acostumbra a comer col en su dieta regular.

La dieta del doctor Atkins


La dieta Atkins contempla gran cantidad de proteínas.

Ganó muchísimos adeptos en su momento, porque prometía que se podía comer platos suculentos hasta la saciedad y que nunca se sentiría hambre, ya que estaba basada en el consumo de grasas y proteínas.

En su primera fase limitaba el consumo de carbohidratos a 20 gramos diarios, y como al cuerpo le faltaría la cantidad a la que estaba acostumbrado, tomaría la energía de las grasas almacenadas.

En su segunda fase, la cantidad de carbohidratos se incrementaba con el consumo de semillas y nueces , fresas, frambuesas y algunas leguminosas. Así se iban agregando carbohidratos paulatinamente, hasta que se alcanzaba el peso deseado.

La pérdida de peso se producía como una consecuencia natural de la reducción radical de los carbohidratos, y como la digestión de las grasas y proteínas es más lenta, la persona experimentaba una sensación de llenura por más tiempo.

¿La desventaja? Se corría el riesgo de terminar con las arterias repletas de grasa.

La dieta de South Beach


La dieta South Beach incluye frutas y verduras.

Era muy parecida a la anterior, pero prescribía el consumo de grasas y carbohidratos buenos.

En su primera fase restringía los carbohidratos drásticamente; en la segunda, se introducían frutas, granos, cereales y algunos antojitos; y la tercera fase era de mantenimiento.

Al ser más flexible en el consumo de carbohidratos y más selectiva con las grasas, purificaba el cuerpo al eliminar los carbohidratos simples como dulces, pasteles , arroz blanco, granos procesados y azúcares.

Como éstas hay muchas otras dietas retro, pero hoy en día se sabe que el cuerpo necesita de todos los grupos de alimentos para estar saludable y funcionar debidamente, y que para mantener el peso deseado, la palabra clave es moderación.

Comentarios

Te recomendamos