Supuesto fraude afectaría presupuesto de licencias para indocumentados

La fiscalía estatal de Colorado y el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) están investigando la presunta existencia de maniobras ilícitas para conseguir una cita con DMV y sacar una licencia de manejo

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Supuesto fraude afectaría presupuesto de licencias para indocumentados
Un conductor muestra orgulloso su permiso de manejo.

La aparente presencia de actividades fraudulentas para gestionar citas para licencias de conducir para indocumentados de Colorado obstaculizaría cualquier acuerdo en la legislatura local para otorgar suficiente presupuesto para ese programa, indicaron hoy legisladores republicanos.

Según se informó hoy, la fiscalía estatal y el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) están investigando la presunta existencia de maniobras ilícitas para conseguir una cita con DMV y, por lo tanto, obtener la licencia.

Se sospecha que ciertas personas (no vinculadas con DMV) estarían dispuestas a aceptar dinero a cambio de que el interesado reciba una cita en corto tiempo, en vez de tener que esperar meses e incluso años, como sucede actualmente.

De confirmarse ese fraude, la bancada republicana, que controla el senado de Colorado, indicó que, como ya lo hizo en 2015, se negará a aprobar cualquier aumento en el presupuesto del programa de licencias para indocumentados y, por el contrario, buscará reducir o eliminar ese presupuesto.

Originalmente aprobado en 2013, el programa entró en vigor en agosto de 2014 con la meta de ser autosuficiente; es decir, solventado por un sobrecargo que deben pagar los indocumentados, y de operar en por lo menos diez de las oficinas de DMV.

Inicialmente se abrieron cinco oficinas de DMV para gestionar las licencias para indocumentados, pero a principios de 2015 ese número se redujo a solamente una oficina cuando el Comité Presupuestario Conjunto de la Legislatura de Colorado, en manos de los republicanos, prácticamente dejó sin fondos al programa.

Posteriores gestiones elevaron a tres la cantidad de oficinas de DMV que atienden a indocumentados, pero con capacidad limitada a 30 trámites por lugar por día. La ley original estimaba que esa cifra solo se alcanzaría en 2017, luego de tres años de servicios a pleno a los indocumentados.

Pero las denuncias de fraude y la “falta de estudios sobre la efectividad del programa” descarrilarían cualquier esfuerzo para expandir el presupuesto del proyecto, expresó este lunes el senador estatal de Cañón City, el republicano Ken Grantham en declaraciones a los medios en el Capitolio de Denver.

Grantham afirmó que los republicanos no ayudarán a los demócratas “a salir de una situación que ellos mismos crearon”, en referencia al hecho que la ley fue aprobada cuando los demócratas controlaban ambas cámaras de la legislatura estatal y el hecho que casi ningún republicano votó en su momento a favor de esa medida.

Por su parte, Lizeth Chacón, recientemente nombrada como directora ejecutiva de la nueva Alianza del Pueblo de Colorado, lamentó que la legislatura “no demuestre interés” en un programa que realmente funcione y que sea de ayuda para los 150,000 indocumentados de este estado que podrían beneficiarse con sus licencias de conducir.

Comentarios

Te recomendamos