Enero es el mes perfecto para organizar tu hogar

Comienza 2016 haciendo de tu casa un espacio más práctico y acogedor

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Enero es el mes perfecto para organizar tu hogar
Una casa organizada ayudará a armonizar también la convivencia.
Foto: Shutterstock

Para muchas personas, el inicio del año es el momento apropiado para limpiar, deshacerse de aquellos artículos que apenas se utilizan y poner la casa “al día” en lo que a organización se refiere.

Según Marilyn Rivera, especialista certificada en organización, enero es un buen mes para tomar las riendas de la organización del hogar. De hecho, desde 2005, la Asociación Nacional de Organizadores Profesionales (NAPO) en Puerto Rico estableció enero como el mes de la organización con el fin de motivar a las personas a disfrutar de los muchos beneficios de empezar un nuevo año organizados.

La experta destacó que tener el hogar organizado te brinda libertad, armonía y disfrute.

“Organizar el hogar reduce los niveles de estrés y proporciona más tiempo para disfrutar lo que nos gusta. Es regalarnos tiempo y espacios más agradables, relajados, amplios, libres de desorden y cúmulo de excesos. Lo logramos despojándonos de todo aquello que no nos sirve, no nos gusta, que no tiene uso presente. Cuando el hogar está organizado se beneficia toda la familia”, aseguró Rivera.

Manos a la obra

familia
Divide las tareas entre la familia.

Cuando decides organizar tu casa debes sacar tiempo. No es necesario tomar vacaciones del trabajo para hacerlo, sino identificar esos periodos libres que tienes disponibles y planificar qué puedes hacer. Tal vez no sea una tarea que termines en dos días, pero su resultado valdrá la pena.

Los expertos señalan que el procedimiento debe ser claro y simple para lograr la meta establecida sin riego de dejar la tarea a medias. El tiempo que le dedicarás a cada área dependerá de su tamaño, tu ritmo de trabajo, si cuentas con ayuda de otras personas y el nivel de desorganización del lugar.

El primer paso recomendado es observar e identificar las áreas que vas a organizar. Luego debes crear un plan de acción en el que comiences por aquellas áreas más sencillas en las que puedas ver resultados más rápidamente y eso, a su vez, te motivará a adentrarte en espacios más complejos.

Para realizar esta parte del proyecto de organización del hogar, Rivera recomienda tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Remueve, regala aquello que esté en buenas condiciones, pero que ya no necesitas, no te sirve o no te gusta y bota lo roto o en malas condiciones.
  • Asigna espacios específicos para tus cosas en el hogar.
  • Usa envases para guardar artículos. Por ejemplo, un organizador de controles remotos en el área del salón familiar.
  • Da mantenimiento a las áreas, según la frecuencia que requieran.
  • Simplifica, identifica qué podrían hacer tú y los miembros de la familia para mantener el hogar organizado.
  • Distribuye las tareas y los días en que las van a hacer, recuerda que es responsabilidad de todos y para el disfrute de todos.

Decisión acertada

Uno de los mayores cuestionamientos que surgen al momento de organizar es cómo determinar qué se bota, qué se regala y qué se guarda. Rivera sugirió enfocarse en los beneficios de los artículos y cómo usar los espacios de vida eficientemente.

La experta añadió que si han pasado más de 12 meses y no has utilizado la pieza, con gran probabilidad no es necesaria. Si se trata de un algo que con poca probabilidad volverás a utilizar debes considerar deshacerte de él. Si todavía tiene vida útil, puedes regalarlo, pero si ya cumplió con su función y no sirve, lo mejor es tirarlo.

El método más efectivo de acuerdo al área del hogar debe ser aquel que te permita utilizar el espacio de manera más eficiente.

No debemos detenernos hasta que cada objeto tenga un lugar propio, ya sea una bandeja para los documentos en la oficina o un tablillero para las toallas en el baño. Luego debemos hacer el compromiso de devolver los objetos a su espacio cada vez que lo hayamos utilizado y pronto se habrá convertido en una rutina”, aseguró.

Si tienes artículos o papeles que no utilizas frecuentemente pero no puedes botar, lo mejor es almacenarlos en recipientes que los protejan, como cajas plásticas. Identifica adecuadamente el contenido de cada envase en algún lugar en el exterior para que se te haga más fácil encontrarla más adelante.

Finalmente, asígnales un lugar apropiado al que pertenezca el artículo. Será más fácil recordar dónde está si lo ubicas en el lugar lógico al que corresponde.

Pon tu ropa en orden

closet
Ordenar el closet puede llevarte varios días.

El clóset de la ropa puede ser una de las áreas más difíciles de recoger y poner en orden. Por eso, esta tarea requiere tiempo y mucha planificación.

Rivera señaló que una buena organización también te permitirá alargar la vida útil de la ropa y minimizar las arrugas.

“Lo idóneo, es agrupar las prendas de vestir por familias en bloque: trajes, camisas, chaquetas o pantalones. Dentro de este orden, podemos hacer subgrupos -por ejemplo: camisas casuales, elegantes y de trabajo- organizados por colores y en escala de tonos claros a oscuros. Podemos seguir el orden de blanco, tonos tierra, azules, grises, colores intensos (rojo, rosa, verde, amarillo, naranja) y terminar con el negro. También, si segregamos los lisos de los estampados, daremos claridad y organización al clóset. Este orden visual de armonía cromática y estilos hará más fácil y rápida la selección diaria”, explicó Rivera.

También es útil dividir las piezas que pueden colgarse de las que deben doblarse. Por ejemplo, las piezas de algodón y lino deben colgarse, pues dobladas se estrujarán mucho. De igual forma, las camisas y chaquetas siempre deben engancharse. Los abrigos y prendas tejidas se conservarán mejor si son dobladas para que no se estiren ni pierdan su forma. Rivera también sugirió doblar los mahones, pantalones cortos de material fuerte, camisetas (t-shirts) y abrigos.

Para las correas y las corbatas puedes comprar organizadores especiales que te permiten enganchar o enrollar adecuadamente estas piezas.

Para que dure

Una vez organizado el hogar, el reto está en ser consistentes y devolver cada cosa a su lugar una vez dejas de utilizarla. Rivera señala que un espacio organizado solo necesita mantenimiento diario, semanal, bisemanal, trimestral, bianual o anual, según el caso.

“Es recomendable tener un plan sencillo de mantenimiento como referencia y recordatorio de qué y cuándo nos corresponde hacer las tareas a corto, mediano y largo plazo”, mencionó.

– Liz Sandra Santiago

Comentarios

Te recomendamos