Cómo lograr tus propósitos saludables para 2016

Perder peso, hacer ejercicio, verme mejor… sí, pero ¿cómo?

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Cómo lograr tus propósitos saludables para 2016
Que tus propósitos de año nuevo no te estresen.
Foto: Shutterstock

El gran problema con los propósitos de cada año es que, desde que los pensamos, suenan a magia: “bajar 20 libras”, “ir al gimnasio”, “vivir con menos estrés”… maravilloso, pero ¿cómo? Nuestras metas se convierten entonces en fórmulas incompletas porque no hemos visto que el secreto del cómo, está en los hábitos de nuestra vida diaria.

buenos habitos

Estos son algunos de los propósitos que se escuchan con mayor frecuencia año tras año. Son sólo 3, pero con ellos es suficiente para divertirse todo el año.

Propósito 1: Bajar de peso

¿Cómo? Sabemos que la combinación de una dieta balanceada y actividad física constante resultan en la tan anhelada reducción de peso. En realidad el mayor problema es mantenerse. Pero vamos por partes.

¿Cómo lograr una dieta balanceada? No la encontrarás en una revista ni en internet. Lo mejor es acudir con un profesional de la nutrición que analice tus hábitos alimenticios y tu gasto calórico para que diseñe un plan de alimentos personalizado para ti. Si a menudo sueñas que por la mañana abrirás los ojos y pesarás 10 libras menos, olvídalo: entre más constante y lenta sea la pérdida de peso, el rebote será menos probable. Ah, y tomar atajos como pastillas, licuados y demás productos mágicos, no es buena idea.

perder peso

¿Cómo hacer ejercicio? Es importante que acudas al médico para un check-up general y después te olvides de las grandes expectativas. Especialmente si no eres una fitness-girl, comienza por caminar más, por acudir a una clase de baile, por hacer más actividad física. No necesitas pagar esa carísima inscripción por 10 años al gimnasio más trendy. En principio, lo único que necesitas, es moverte más.

Propósito 2: Estresarme menos

Tomar la vida en modo Zen es una de las cosas más difíciles de lograr, y los 365 días de un año son insuficientes. Aprender a manejar el estrés, las presiones y los retos de la vida con serenidad requiere constancia y paciencia.

¿Cómo empezar? Aparta unos minutos al día para probar técnicas de relajación y respiración profunda. Inicia con 5 minutos para cerrar los ojos y concentrarte en tu respiración. Aumenta el tiempo gradualmente. Mucho mejor si puedes inscribirte a una clase de meditación o yoga. Poco a poco la tensión disminuirá.

Propósito 3: Lucir mejor

Si logras los 2 propósitos anteriores, éste llegará por añadidura. Tu cuerpo y la forma en que enfrentas la vida cambiarán positivamente… pero vale la pena una ayudita extra.

verse mejor

¿Cómo? Empieza por dormir bien. Sé disciplinada para dormir de 6 a 8 horas diarias. Este hábito mejorará tu piel, las funciones de tu organismo y hasta cambiará tu humor. Luego, en la ducha, gradualmente enfría el agua hasta que puedas bañarte con agua fría: tu circulación sanguínea, tus músculos y tu piel lo agradecerán.

Si quieres obtener resultados diferentes, tienes que hacer algo diferente. Revisa tus hábitos y haz de este 2016, un año diferente.

Te recomendamos