7 errores que dañan tu cabello

Conoce los malos hábitos que restan brillo y salud a tu cabellera

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
7 errores que dañan tu cabello
El cabello liso que no se hidrata o acondiciona se torna indomable y quebradizo.
Foto: Shutterstock

¿Quién no quiere tener un cabello fuerte, brillante, sedoso y abundante?

Todas, ¿verdad? Por eso cuidamos su salud y apariencia a diario. Sin embargo algunos hábitos de cuidado que practicamos arruinan el cabello en vez de embellecerlo.

A continuación enumeramos cinco errores muy comunes que, sin querer, la mayoría cometemos en el afán de lucir una hermosa cabellera. ¡Toma nota!

1-      Lavar el cabello a diario

¡Sí, así como lo lees! Y es que como lo dice el refrán, “todo en exceso hace daño”. Someter al cabello a una limpieza diaria en vez de mejorar salud y apariencia de este, lo arruina. ¿Por qué? Porque con el uso de demasiado champú y acondicionador se remueven los aceites naturales que aportan brillo y fortaleza al cabello.

El lavado diario del cabello mata los aceites naturales del cuero cabelludo.
El lavado diario del cabello mata los aceites naturales del cuero cabelludo. /Shutterstock

2-      No cepillar el cabello antes de lavarlo

Antes de lavar el cabello hay que cepillarlo para evitar que este se enrede de más durante la acción de  aplicación y enjuague del champú y el acondicionador. El lavar la cabello completamente desenredada es vital, sobre todo para las crespas o rizadas, ya que este tiende a quebrarse cuando se cepilla mojado.

3-      Usar mucho acondicionador

El uso exceso de acondicionador deja grandes residuos de este en el cabello haciéndolo lucir aglutinado y sin brillo. Es decir como su estuviera sucio. Es así que para mantener el cabello hidratado, manejable y sin frizz se recomienda evitar aplicar el acondicionador cerca del cuero cabelludo y masajear con intensidad el producto más que todo en las puntas. Y, de necesitarlo por el estilo de cabello seco y demasiado rizado, usar un tratamiento rehidratante de dos a tres veces a la semana.

4-      No usar acondicionador en el cabello liso

Muchas de pelo liso y fino usan solo un poco de acondicionador en las puntas, por miedo a que su cabello luzca escaso y sin volumen. Pero lo correcto es seleccionar un acondicionador de intensidad suave y  aplicar un tratamiento hidratante, de acción profundo, al menos una vez a la semana.

5-      No cortar el cabello con frecuencia

El cabello que no se despunta o corta con frecuencia se marchita. Es decir que no crece con rapidez y sus puntas se quiebran con facilidad. El consejo es despuntarlo cada mes y mandarse hacer de cuando en cuando un corte que retire todo el cabello quemado por el sol, los tintes, cepillado y uso de champús y acondicionadores que contienen ingredientes químicos poco saludables.

El cabello que no se corta con frecuencia se debilita y no crece con rapidez.
El cabello que no se corta con frecuencia se debilita y no crece con rapidez. /Shutterstock

6-      Mal uso del secador y la plancha

Lo peor para el cabello es aplicarle calor cuando está mojado o húmedo, ya que con la acción se queman los folículos y el pelo queda débil, quebradizo y sin brillo. Ante ello se recomienda utilizar siempre un protector de calor antes del secado, y aplicar la plancha solamente cuando el cabello esté completamente seco.

Nunca hay que aplicar la plancha en un cabello húmedo.
Nunca hay que aplicar la plancha en un cabello húmedo. /Shutterstock

7-      Cepillar mucho el cabello

Cepillar el pelo una o dos veces al día es excelente para el cabello, ya que la sangre del cuero cabelludo se estimulan y los aceites naturales que produce se distribuyen mejor desde la raíz a la punta de la cabellera. Pero el cepillado frecuente lo debilita ante el roce o fricción que la cerdas del cepillo o los dientes de la peine genera sobre el cabello.

Comentarios

Te recomendamos