Sexo inseguro en la tercera edad

Las enfermedades venéreas han aumentado entre los adultos mayores de 50 años

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Sexo inseguro en la tercera edad
Hoy en día las personas están viviendo más debido a los servicios de salud y, como resultado, están gozando de una mejor calidad de vida y asimismo de una vida sexual mucho más activa.

Los hombres y mujeres de hoy que envejecen física y mentalmente de forma saludable, se mantienen sexualmente activos y viven con plenitud su sexualidad.

En el caso de las mujeres mayores de 50 años, esto se debe a que la mayoría ya no sienten el temor de quedar embarazadas y algunas hasta gozan más del sexo a la medida que envejecen. Pero aunque con la etapa de la menopausia se disminuye el riesgo de quedar embarazada, el sostener relaciones sin riesgo debe seguir siendo importante, tanto para las féminas como para los hombres.

Y es que la edad no escatima ni protege contra las enfermedades venéreas o de trasmisión sexual (ETS). De hecho, datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que, entre el 2007 y 2011, las infecciones por clamidia entre los estadounidenses de 65 años aumentaron en un 31%, y las infecciones por sífilis en un 52%.  Las cifras también señalan que se dio un creciente número de personas mayores de 50 años infectadas con VIH.

“Se estima que el 16 % de casos nuevos de VIH se dan entre personas mayores de 50 años.  Además, el 25% de quienes viven en esta país con este (mortal) virus tienen 50 años o más. Desafortunadamente, los adultos mayores son más propensos a ser diagnosticados con VIH mucho más tarde al momento de haberse contagiado con la enfermedad”, resalta el Dr. Juan Carlos Méndez, especialista en Medicina Interna, vinculado a Kaiser Permanente en Panorama City, California.

Factores contribuyentes

De acuerdo con el Instituto Nacional  sobre el  Envejecimiento (NIH) el número de personas mayores con VIH/SIDA va en aumento debido a que cuando estas tienen más de una pareja sexual tienden a tener sus encuentros íntimos sin protección.

Otro factor que contribuye al incremento del contagio de este mal y otras enfermedades de transmisión sexual es que muchas de las personas de 50 años o más que han quedado viudas o se divorcian están rehaciendo sus vidas con prontitud, y cuando empiezan a tener sus nuevos encuentros íntimos, lo hacen de forma insegura.

El Dr. Méndez por su parte dice que el incremento de la expectativa de vida está también contribuyendo en el incremento del contagio de las ETS en este grupo poblacional.

“Hoy en día las personas están viviendo más debido a los servicios de salud y, como resultado, están gozando de una mejor calidad de vida y asimismo de una vida sexual mucho más activa”, resalta el galeno.

El aumentado en el uso de medicamentos que ayudan a despertar el apetito sexual es otro de los factores que también está influyendo en el alza de los índices de contagio de las ETS en aquellos que han alcanzado los llamados años maduros, apunta el Dr. Méndez.

Y es que en la actualidad, un alto porcentaje de los individuos que se están acercando a la etapa de los cincuenta busca ayuda médica para contrarrestar las molestias que se dan con los cambios físicos y emocionales ligados con el envejecimiento.

“Los hombres con disfunción eréctil están buscando más la ayuda medicina, así como las mujeres con problemas de lubricación”, denota el especialista en Medicina Interna.

Las mujeres, las más susceptibles

Aunque los hombres como las mujeres que sostienen relaciones sexuales inseguras pueden contraer una enfermedad de transmisión sexual, hay ciertos cambios biológicos en las féminas postmenopáusicas que aumentan su riesgo de exposición.

“El acortamiento, estrechamiento y adelgazamiento de la mucosa de la vagina, así como la disminución de la lubricación, ponen a las mujeres más vulnerables ante lesiones genitales que facilitan la entrada de enfermedades e infecciones de transmisión sexual”, especifica el  Dr. Méndez.

En conclusión, la mejor manera de llevar una vida sexual plena y saludable es practicando siempre el sexo seguro, ya que nunca se es demasiado viejo como para evitar el riesgo de contraer una enfermedad venérea (clamidia, ‎gonorrea, herpes genital, sífilis, verrugas genitales, sífilis, etcétera).

Los dondones siguen siendo importantes a cualquier edad./Shutterstock.
Los condones siguen siendo importantes a cualquier edad./Shutterstock

Tips para prevenir el contagio

De ser una persona sexualmente activa, el Dr. Juan Carlos Méndez aconseja:

  • Practicar siempre el sexo seguro con el uso de condones
  • Limitar el consumo de alcohol ya que este puede afectar las inhibiciones, conduciendo a tener relaciones sexuales sin protección
  • Preguntar a la pareja sobre sus antecedentes sexuales y compartir los personales. De hecho, hoy en día no es raro que muchas personas le pidan a su prospecto de nueva pareja sentimental o de tan solo encuentros sexuales un examen de serología que detecte las enfermedades de transmisión sexual
  • Consultar con el doctor sobre las formas de protegerse contra todas las ETS y la frecuencia con la cual se deben hacer las pruebas de detección de este tipo de enfermedades

Cifra para pensar

Casi una cuarta parte de todas las personas con VIH/SIDA en este país tienen 50 años de edad o más.

Te recomendamos