Cuatro venenos que no quieres que tu mascota coma

Lo que es bueno para ti, no siempre es bueno para tu animal de compañía

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Cuatro venenos que no quieres que tu mascota coma
Tu perro puede ser experto en pedir comida; no le hagas caso.
Foto: Shutterstock

Mejorar tu nutrición es un excelente propósito para este año y para cualquiera, pero si tienes animales de compañía en casa, otro buen propóposito seria incluirlos también en esta intención de alimentarse mejor.

A continuación algunas sugerencias para proteger a nuestras mascotas y evitar una visita de emergencia al veterinario.

Corta la grasa

Comidas altas en grasa como la carne, la piel del pollo y la salsa del pavo pueden causar condiciones severas gastrointestinales en las mascotas, como vómitos, diarrea y gas excesivo.

Además de enfermedades serias como la pancreatitis, una inflamación severa del páncreas, un órgano que produce enzimas digestivas. La pancreatitis puede causar vómitos y disminución de apetito, pero puede ser potencialmente fatal.

Así que si quieres darle un gustazo a tu mascota, prefiere siempre comidas aceptables para mascotas como una galletita o pedacitos de pollo sin grasa o vegetales sin sal ni mantequilla.

Huesos peligrosos  

Aunque todo tipo de hueso es muy atractivo para las mascotas, son muy peligrosos y pueden causar alteración intestinal o peor aún, convertirse en una astilla que podría causar una perforación en un órgano. También puede dañar los intestinos y propiciar una infección, bloqueo intestinal o hasta la muerte si el perro no es tratado de inmediato y adecuadamente.

Empaques

Asegúrate de deshacerte de los empaques de todo tipo de comida adecuadamente. Todo cordón, envase o bolsa plástica que huelan a carne pueden ser muy atractivos para las mascotas. Una vez ingeridos pueden causar daño o bloqueo en los intestinos.

Dulces tóxicos

Cualquier galleta o postre que se le ofrezca a la mascota puede causar problemas. El chocolate es muy peligroso para los perros, particularmente porque contiene un componente parecido a la cafeína que puede ser tóxico para ellos. Los perros no pueden metabolizar este ingrediente a la misma velocidad que los humanos, lo que puede causar complicaciones como problemas digestivos, deshidratación, excitación y ritmo cardíaco lento.

Etapas de intoxicación más tardías pueden incluir convulsiones parecidas a ataques epilépticos y muerte. Por esto, es importante mantener a la mascota lejos de todo tipo de chocolate, en especial el chocolate oscuro, semidulce y de cocinar ya que estos contienen niveles más altos de este ingrediente.

No importa la mirada de pena que te muestre tu perro. Recuerda que alimentarlo bien es tu responsabilidad.

– Mónica Ferrer

Comentarios

Te recomendamos