Secretos para una taza de café perfecta

Un barista profesional nos enseña los pasos necesarios para disfrutar de una buena 'cup of coffee'

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Secretos para una taza de café perfecta

“Comprar mejor café”, es el consejo más sencillo que puede dar Sam Lewontin, barista premiado a nivel nacional y embajador de la marca Krups, para lograr que tu taza de café mañanera sepa muy bien.

Y además que el café que compres sea de grano entero, para luego molerlo en casa, asegura el experto cuando le pedimos que compartiera algunos de sus secretos.

“Comprar café molido o molerlo con mucha anticipación es el error más común que comete la gente. Sé que es más conveniente y fácil hacerlo así, pero tan pronto el café se muele empieza a perder sabor”, agrega el gerente general de Everyman Espresso, ubicado en Nueva York . “Lo más importante que se puede hacer es molerlo justo antes de prepararlo.

Sam Lewontin, barista premiado a nivel nacional y embajador de la marca Krups.
Sam Lewontin, barista premiado a nivel nacional y embajador de la marca Krups, compartió sus consejos./Cortesía.

Cinco consejos clave

Lewontin, quien fuera elegido  ganador de la 2011 SCAA Northeast Regional Barista Competition y ocupara el 4to lugar en el 2013 United States Barista Championships, nos dio cinco de sus consejos más importantes para lograr una “great cup of coffee”.

Investigar, preguntar y probar
Comprar un buen café es un poco más difícil de lo que parece. Es bueno leer los empaques, y asegurarnos que tengan alguna indicación sobre de dónde provienen, de qué zona y país y en qué fecha fue tostado.

“El café pierde el sabor muy rápido, por lo que lo ideal es consumirlo en las primeras dos semanas  luego de tostado”, dice Lewontin.
También aconseja que te acerques a un coffee shop y hables con el barista sobre qué sabores prefieres, “porque las personas tienen diferentes gustos e ideas sobre lo que es un buen café, por lo que encontrar el que más te guste puede ser un reto”.

La frescura resulta primordial
Como nos mencionó anteriormente, siempre es mejor usar café entero y molerlo en casa.

“Hay dos clases de moledores. Yo recomiendo usar un burr grinder (moledor  de torno), en lugar de los de hojillas (blade grinder), ya que estos últimos muelen el café de manera dispareja. El de torno lo hace de forma más uniforme, y así el sabor se puede controlar mejor”.

El agua también importa
Asegúrate de usar buena agua.  La filtrada puede resultar la mejor porque así se elimina cualquier residuo químico o sabor adicional, que no quieres tener en tu café.

“Una taza de café es 98% agua, por lo que usar la mejor  posible es una manera de asegurar su calidad”.

Hay que medir
Tener una receta y seguirla, usando tazas de medida o una escala para saber cuánto café y agua se usa, es otra  manera de tener buen café siempre.

“Hacer café es como hornear un postre, por pequeño que sea el cambio en la receta, se siente la diferencia en el resultado final. Dependiendo de cuánto café o agua, o cuánto tiempo se cocine, se conseguirá un buen o mal sabor”.

La receta perfecta
Hay una receta muy fácil que se puede seguir, según Lewontin.

“En términos de cantidades, me gusta usar 60 gramos de café molido por cada litro de agua, que es aproximadamente cuatro tazas. Para una taza puedes usar 15 gramos de café y un cuarto de litro de agua, para dos, medio litro de agua y 30 gramos de café, y así sucesivamente”, dice.

Y finalmente, luego de preparado, no guardes el café por más de una hora.

“Cuando se mantiene caliente por mucho tiempo suceden reacciones químicas que cambian los sabores. Si el café sabe metálico o amargo, es porque ha estado caliente por mucho tiempo”

 

Comentarios

Te recomendamos