Razones para no vestir a tu perro, aunque sea el #NationalDressUpYourPetDay

Respetemos su naturaleza y evitemos vestir a nuestras mascotas sólo porque sí

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Razones para no vestir a tu perro, aunque sea el #NationalDressUpYourPetDay
Vestir a tu perro no siempre es buena idea.
Foto: Shutterstock

Y tampoco a tu gato, hurón, guinea pig o cualquiera que sea la especie que hayas elegido como compañía: no les pongas ropa, aunque hoy sea el #NationalDressUpYourPetDay. Dirás que es tu mascota y que tú la tratas como quieres, porque además se ven taaannn “cute”… Pero antes de que vayas a buscar el outfit perfecto de hoy para tu animal de compañía, por favor reflexiona en los siguientes puntos:

  1. Un animal de compañía, con o sin pedigree, certificados o premios, es de por sí hermoso, no necesita accesorios. En su naturaleza está todo su encanto, no necesita más.
  1. La industria de la moda para mascotas es un negocio millonario y antinatural. ¿Por qué un traje para perro pequeño puede costar lo mismo (o más) que un traje para humano? El animal ya nació con su vestido puesto, mismo que lo protege del clima. Let it be.
  1. Mucha de la ropa para animales debe sujetase a su cuello o a sus orejas. Es una forma de sometimiento.
  1. Cosificar a los animales al tratarlos como muñecos que se pueden vestir y desvestir, refleja cierta confusión en la persona responsable de su cuidado; lo mismo cuando los humanizamos en extremo. Los animales de compañía no son cosas y tampoco son humanos; son animales con una naturaleza que merece respeto.

Sólo si tienes un animal enfermo o que esté en su vejez, es posible que necesite calor extra, pero vestirlo sólo porque te gusta cómo se ve, para que sea un trendy en Instagram o para que lleve “ropa de marca”, es un tanto egoísta. Así que antes de ponerle a tu mascota ese traje de StarWars, ese coqueto moño o esos 2 pares de zapatos, piensa primero en cómo se sentirá ella y no en cómo te sentirás tú.

Te recomendamos