¿Tu adolescente quiere experimentar en el sexo?

Expertos recomiendan a los padres qué hacer cuando sus hijos deciden experimentar íntimamente con personas de ambos sexos

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
¿Tu adolescente quiere experimentar en el sexo?
La orientación sexual de los hijos suele preocupar a los padres, especialmente cuando sus decisiones salen de los patrones establecidos.
Foto: Shutterstock

Recientemente, la actriz Rowan Blanchard, estrella de la serie “Girl Meets World”, conmocionó las redes sociales al declarar que en su vida sexual no quiere “etiquetas”. La adolescente de 14 años dijo sin ningún reparo que, aunque hasta ahora se ha sentido atraída por personas del sexo opuesto, no descarta la posibilidad de tener una relación afectiva con una mujer si ésta le atrae.

“En mi vida sólo me han gustado los niños. Como quiera, personalmente, no me quiero poner una etiqueta de heterosexual, gay o lo que sea. No me quiero poner etiquetas para sólo existir”, escribió en un tuit al que tomó una foto y publicó en las redes.

Luego de estas expresiones de Blanchard las reacciones no se hicieron esperar. Pero la realidad es que el sentir de la joven no es aislado y muestra un poco la actitud que han tomado muchos adolescentes de esta generación ante la sexualidad. Ciertamente, han dejado a un lado las etiquetas de “homosexual”, “heterosexual” o “bisexual” y han optado por vivir el amor de manera más libre y abierta.

Según el psicólogo clínico Carlos Sosa, la orientación sexual es la preferencia que domina en la persona para tener atracción sexual hacia otra y no tiene que coincidir con el sexo asignado en el momento de nacer. Aunque muchos jóvenes se denominan como “libres” en lo que concierne a lo sexual, la realidad es que podrían categorizarse como bisexuales, pues viven su sexualidad con una mayor apertura que los lleva a desarrollar una atracción erótica hacia hombre y mujer, sin seguir las reglas establecidas por la sociedad.

“Las relaciones abiertas siempre han existido, sólo que ahora hay más liberalidad. La adolescencia es una etapa de mucha exploración y aunque algunos adolescentes están muy definidos desde temprana edad, en otros casos no se está claro porque hay unos patrones que no han definido. Al crearse esa ambigüedad, puede haber una exploración que ayuda a definir la orientación”, explicó Sosa.

Por su parte, la sexóloga Ivelisse Cintrón destacó que cada caso es diferente y que los padres deben profundizar en los motivos que han llevado al joven a querer experimentar en el terreno sexual. Según la experta, durante la niñez se pueden sufrir traumas que lleven al menor a identificarse más con la madre o con el padre y así copian sus comportamientos. Un problema que la sexóloga entiende que es cada vez más común es la falta de comunicación entre padres e hijos, lo que lleva a estos últimos a experimentar.

“Por eso es importante la educación sexual y que papá y mamá se sienten a hablarles desde temprana edad. Cuando ya se trata de un adolescente, tenemos que hablarle explícitamente con palabras que entiendan, porque lo que nosotros no le enseñemos en casa lo aprenderá afuera. Hay que dejar a mamá y a papá sentados en el sillón y sacar al amigo que les hable de manera directa y clara”, recomendó Cintrón.

Aceptación de los padres

adolescentes

La orientación sexual de los hijos es un tema que tiende a causar preocupación en los padres y cuando se trata de decisiones más liberales que las socialmente establecidas, las reacciones pueden ser muy variadas. Sosa destacó que en ocasiones pueden surgir conflictos, rechazo, violencia y hasta llevar a los hijos a marcharse de la casa.

En este tipo de situación lo que se recomienda a los padres es ser comprensivos y dejar a un lado los prejuicios para aceptar a sus hijos tal y como son.

“Los padres deben tener claro que la sexualidad no define a una buena persona. Si hay un tipo de conflicto o tristeza deben buscar ayuda profesional para trabajar con la situación. No es una terapia para cambiar de orientación sexual. Aquí la meta es aceptar la realidad de una manera funcional, donde se pueda integrar la vida familiar en paz y armonía. También hay que orientar al adolescente sobre la necesidad de tener una sexualidad responsable que permita conservar su salud adecuadamente”, enfatizó Sosa.

Cintrón, por su parte, opinó que es importante que los padres no presionen a los hijos para que escojan una preferencia sexual determinada y en cambio aprendan a aceptar sus decisiones, colaborando para que en el transcurso de sus vidas sean felices siendo quienes son.

– Liz Sandra Santiago

Comentarios

Te recomendamos