Tips científicos para no deprimirte con el frío

En esos días de frío, no dejes que el ánimo caiga

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Tips científicos para no deprimirte con el frío
Una buena cocoa caliente es buena compañía en los días fríos.
Foto: Shutterstock

Con el frío, todo parece conspirar para que pasemos unos días bastante difíciles no sólo en lo que a la vida diaria se refiere, sino también en el aspecto emocional. De acuerdo con Mental Health America, entre 4% y 6% de la población de Estados Unidos sufre Seasonal Affective Disorder (SAD, Desorden Afectivo Estacional); y de ese porcentaje, 3 de cada 4 personas son mujeres.

Que no puedas salir de casa a causa de la nieve, que la luz del sol sea menos durante el invierno, que te enfermes más de las vías respiratorias y que no puedas seguir tu rutina habitual de vida son algunos factores que contribuyen a esa tristeza o melancolía que sentimos en estos días de frío.

Para evitar estos episodios depresivos te presentamos estos tips que han sido recomendados por fuentes científicas y que te ayudarán a sobrellevar mejor la gélida temporada:

Habla. Según The American Journal of Psychiatry una terapia en la que hables es más efectiva que los tratamientos que usan luz. No necesariamente tienes que hablar con un psicólogo o un psiquiatra. Intenta llamar todos los días a tus amigos, familiares, compañeros de trabajo y comparte un rato con ellos. Hay muchos medios para hacerlo a distancia: Whatsapp, Skype, el teléfono. Tómalo como tu media hora de terapia para hablar… pero si puedes hacerlo en persona será mucho mejor.

Establece una rutina de ejercicio y apégate a ella. Que haga frío y los días sean más cortos son pretextos perfectos para no empezar a ejercitarse o dejar de hacerlo. Muchos estudios señalan los beneficios de la actividad física para combatir la depresión, por el coctel de hormonas placenteras que desata. Si no haces ejercicio todavía, es buen momento para comenzar una rutina en tu casa antes o después del trabajo; si ya haces ejercicio, no dejes de hacerlo en los momentos marcados por tu rutina. Las palabras clave aquí son rutina y hábito.

Deja de quejarte. Ya sabes que el invierno es difícil, que no te gusta, que esperas con ansias la primavera… y lo sabes porque seguramente lo has repetido muchas veces en los últimos fríos días. En lugar de seguir quejándote por algo que no podrás cambiar, trata de hacer la temporada más agradable: si tienes que quedarte en casa, aromatiza con los olores que más te gusten, pon música que disfrutes, aprovecha, relájate, prepara cocoa y haz esas cosas que nunca tienes tiempo de hacer; en casa, siempre hay cosas pendientes por hacer.

Si tu problema es que tienes que salir, toma tu reproductor de música y llénalo con canciones que te pongan de buen humor, pon unas gotas de tu perfume favorito en tu bufanda y deja que el aroma y la buena música hagan su labor en tu cerebro.

Comentarios

Te recomendamos