Dientes sanos en cuerpo sano

Investigaciones vinculan la periodontitis con enfermedades sistémicas como la diabetes, problemas cardiovasculares y complicaciones en el embarazo

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Dientes sanos en cuerpo sano
La salud de los dientes y las encías es un reflejo de la salud general del organismo.
Foto: Shutterstock

Al igual que los ojos, los dientes sirven como tarjeta de presentación, y más aún, como reflejo de la salud del organismo, y viceversa.

En la última década, la evidencia científica ha demostrado la relación que existe entre la salud bucal y la salud general, denominada conexión oral-sistémica por la Academia Americana de Periodontología (AAP).

“Antes se pensaba que lo que pasaba en la cavidad oral no repercutía en el cuerpo, y viceversa, que lo que sucedía en el cuerpo no impactaba en la boca, pero ya se ha comprobado que sí y hoy en día existe evidencia científica que lo sustenta”, manifiesta Ana Cecilia Treviño Flores, especialista en periodoncia.

Afecciones relacionadas

Investigaciones y reportes publicados vinculan a las enfermedades orales, específicamente a la periodontitis (inflamación de la encía y destrucción del ligamento y del hueso que sirven de soporte de los dientes) con enfermedades sistémicas como la diabetes, problemas cardiovasculares y complicaciones en el embarazo.

Por ejemplo, los pacientes con una diabetes no controlada tienen más riesgo de presentar una enfermedad periodontal con manifestaciones como abscesos periodontales múltiples y recurrentes, sensibilidad e inflamación de las encías, reabsorción acelerada del hueso de soporte, entre otras.

“Además, las bacterias que provocan la periodontitis producen ciertas sustancias que predisponen a un aumento en el nivel de glucosa, lo que complica el control de la diabetes”, explica la cirujano dentista.

“Esto genera un círculo vicioso que puede derivar en serias consecuencias. De aquí la importancia de tomar conciencia sobre la relación bidireccional que existe entre cavidad oral y organismo”, dice la especialista.

También se ha identificado una asociación entre la enfermedad periodontal y diversas alteraciones cardiovasculares, así como una relación entre el estado de salud oral y el riesgo de desarrollar una isquemia cerebrovascular.

“Resulta fundamental tener una boca sana a lo largo de nuestra vida, ya que hay evidencia científica que comprueba que las personas que padecen una periodontitis crónica pueden tener una entrada significativa de bacterias en el torrente sanguíneo, lo que aumenta la posibilidad de sufrir algún problema cardiaco”, manifiesta Treviño Flores.

Riesgos para las embarazadas

Otra relación comprobada es que durante el embarazo los cambios hormonales predisponen al aumento bacteriano y al desarrollo o complicación de enfermedades periodontales ya existentes que afectan la salud oral y general de la mujer, así como la del bebé.

Estudios realizados a mujeres embarazadas con problemas periodontales crónicos registraron partos prematuros o bebés con bajo peso al nacer“, advierte la ex directora del programa Médico Cirujano Odontólogo del Tec de Monterrey, México.

“En estos casos, el riesgo aumenta hasta en un 80 por ciento debido a que las bacterias periodontales hacen que se libere oxitocina, que es la hormona que estimula las contracciones uterinas”.

Si la mujer ya tiene un problema periodontal, éste se puede agudizar durante el embarazo. Por eso se les sugiere acudir al odontólogo antes y durante el embarazo para detectar oportunamente cualquier signo y/o síntoma que pueda indicar algún problema en la cavidad bucal.

Piezas clave

Además de dibujar una sonrisa en el rostro, los dientes cumplen funciones esenciales como masticar los alimentos y articular las palabras. Así que la ausencia de cualquier pieza dental repercute directamente en el organismo.

La falta de dientes puede derivar en problemas digestivos, ya que la pérdida, aunque sea de un solo diente, impacta en la salud en general porque al no masticar adecuadamente, la comida no se digiere bien y se pueden presentar situaciones como estreñimiento crónico”, indica la especialista en periodoncia Ana Cecilia Treviño Flores.

En la edad adulta se intensifican las complicaciones derivadas de la falta de autocuidado oral y de una inadecuada higiene bucal que no se corrigieron a lo largo de los años.

“Muchos adultos mayores desafortunadamente pierden sus piezas dentales como consecuencia de enfermedades periodontales crónicas, razón por la cual se relaciona a la vejez con la carencia de dientes”, advierte Treviño Flores.

“Hay que romper la creencia de que llegar a viejo significa llegar desdentado, porque no es así, los dientes están hechos para morir con ellos”.

La salud de los dientes, así como de todos los órganos y tejidos que conforman la boca, depende del cuidado que reciban a lo largo de la vida.

Comentarios

Te recomendamos