Tu primer San Valentín tras un divorcio

Qué hacer para superar con éxito el día del amor, luego de un fracaso matrimonial

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Tu primer San Valentín tras un divorcio
Foto: Shutterstock

A pesar de que no era un matrimonio feliz, y que a lo mejor te sentiste muy bien cuando finalmente se acabó, puede ser que el próximo 14 de febrero, cuando veas a cientos de parejitas de la mano intercambiando flores y chocolates, tu divorcio te venga a la mente y te pongas nostálgica.

“El Día de los Enamorados ves parejas por todas partes. Es como si salieran de una cueva todas a la vez y con mucha fuerza.  Las consigues cenando en el restaurante donde  celebraste tu aniversario, en la joyería donde compraste tu anillo de compromiso, mientras que tú te encuentras buscando las piezas restantes de una vida que una vez fue”, comenta Donna Arp Weitzman  (www.donnaarpweitzman.com), oradora y autora del libro Cinderella Has Cellulite.

La también esposa, madre y empresaria ofrece los siguientes consejos para enfrentarse al Día de San Valentín, post- divorcio.

  • Ten una cita contigo misma

En vez de ver al 14 de febrero como un día para las parejas, conviértelo en un día para ti. Haz algo que te alimente el alma, disfruta de un buen brunch; cómprate  algo especial, algo que siempre has querido pero que habías puesto excusas para tener. Ya no es el Día de San Valentín, es TU día.

  • O quédate en casa

Tal vez no te provoque salir a la calle. Si ese es el caso, celebra el día en el sofá, en tu pijama, no hay nada malo con eso. Sólo asegúrate de que no se convierta en una excusa para sentir lástima por ti misma  y comerte dos potes de helado. Disfruta de una buena película, ordena una rica comida, relájate con un buen libro, sumérgete en un delicioso baño de espumas, tómate una copa de tu vino favorito. Enfócate en ti.

Conciéntete con un buen baño de espumas, ordena tu comida favorita y celébrate a ti misma./Shutterstock
Conciéntete con un buen baño de espumas, ordena tu comida favorita y celébrate a ti misma./Shutterstock

 

  • Celebra con los amigos

¿Tienes amigas y amigos que también desprecian este día? Entonces pásenlo juntos, salgan a divertirse. 

  • Trázate metas

Sé que no suena muy emocionante o romántico, pero las metas realmente puede nutrir tu alma y espíritu. En lugar de sentir lástima por tí misma, siéntate y crea una lista de lo que quieres de la vida. No solo del amor, sino de la vida. Haz comenzado un nuevo capítulo, para bien o para mal. ¿Cómo quieres que sea? Recuerda: no es sólo el final de una historia, es el comienzo de una nueva.

  • Entiende que no eres la única

Sí, es posible que ese día parezca que el universo ha reproducido a las parejas felices sin que te dieras cuenta. Pero la verdad es que hay un gran número de personas allá afuera que, al igual que tú,  tampoco disfrutan del 14 de febrero, personas que están pasando por problemas en sus relaciones; parejas atravesando un divorcio difícil. Son muchos los que no tienen con quien caminar de la mano.

  •  Asume que estar sola está bien 

Por alguna razón, la sociedad nos quiere siempre ver emparejadas con alguien. Si estás divorciada recientemente y todavía no te haz encontrado con preguntas incómodas acerca de tu vida amorosa, espera que pronto vendrán. Puede que quieras o no encontrar a una nueva persona especial. De cualquier forma, estar soltera tiene muchos beneficios, no caigas en la trampa de creer que es un problema. Celebra lo que es, y espera a que una nueva persona llegue cuando tenga que llegar. No desesperes.

 

 

Te recomendamos