Una cena romántica sin complicaciones

La cocina no muerde - Columna semanal de la Chef Doreen Colondres

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Una cena romántica sin complicaciones
Para disfrutar de la velada organiza un menú sencillo y guarda tiempo para compartir con tu pareja./Shutterstock
Foto: Shutterstock

En una velada íntima, lo único que necesitas para conquistar es… ¡imaginación! Sorprender no significa producir en exceso, ni pasarte el día de compras, ni la noche entera en la cocina. La mejor manera de disfrutarla es preparar algo sencillo, pero especial.

El ambiente importa mucho: ten en cuenta la iluminación, pon música, flores frescas y velas, y elige la vajilla más linda que tengas, nada de usar la colección de plástico, déjala para el verano. Es la noche para deslumbrar con detalles que hagan sentir mimado o mimada a tu pareja.

Olvídate de organizar un menú complicado. En una velada íntima lo que quieres es estar poco tiempo en la cocina, pero lo suficiente como para disfrutarla en pareja y cometer algunas travesuras juntos en ella.

Para tomar, opta por una única bebida original que enamore desde el principio. Un espumoso, cava, prosecco, franciacorta o champagne, o un buen vino blanco o tinto que sea tema de conversación al empezar la noche.

Sirve algo para ir abriendo el apetito, fácil y rápido de hacer, pero muy especial. Desde unas aceitunas o almendras importadas, como las Marconas de España, un queso rico, un buen jamón italiano o español, o unas “bruchettas” con algún dip preparado por ti. Algo que sea fácil y que puedan compartir juntos, mientras terminan las tareas en la cocina.

Y la cena, mejor ligera. La idea no es que se llenen tanto que queden cansados y terminen dormidos antes del postre. Deja a un lado el arroz, las tortillas, las frituras, los frijoles y las pastas fuertes.Piensa en algo sencillo, pero afrodisíaco, como un cóctel de camarones en salsa de chile, una pasta ligera con almejas o camarones, un ceviche, un tartar de atún o salmón fresco, un pescado al horno, o un “steak” a la plancha sazonado con café, chile y azúcar morena, que lo picas en lascas y lo sirves de manera informal para compartir con vegetales salteados.

Y, para cerrar endulzados, nada más ligero que un mousse de parcha, papaya o aguacate, o simplemente unas fresas con salsa de chocolate y chile.

Si sigues estos pasos, ponle mucho amor y tu cena será memorable.

Busca mis recetas en www.lacocinanomuerde.com o consigue mi libro en Amazon o Barnes & Noble. Aprenderás de vinos, de los sabores de más de 10 países y conocerás los secretos para enamorarte de la cocina.

Comentarios

Te recomendamos