¿Cuál es el desayuno ideal para los niños?

Estudio dice que uno que incluya proteínas, como los huevos revueltos, es la mejor opción para que se sientan satisfechos y coman menos calorías a la hora del almuerzo

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
¿Cuál es el desayuno ideal para los niños?
Los niños que desayunan con huevo se sienten más satisfechos que aquellos que comen cereal o avena y tienden a ingerir menos calorías al almuerzo, dice estudio.
Foto: Shutterstock

Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día. Pero, ¿qué tipo de alimentos hay que ingerir para que realmente sea nutritivo para los niños?

Una investigación científica de la Escuela Penn de Enfermería de la Universidad de Pensilvania acaba de encontrar la respuesta: un desayuno rico en proteínas —como los huevos revueltos— mantiene a los menores más nutridos que el clásico cereal o la avena.

El estudio, dirigido por la Dra. Tanja Kral , también encontró que aquellos que empiezan el día con un desayuno con huevo se sienten por varias horas de la mañana satisfechos y tienen a comen menos calorías a la hora del almuerzo.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores realizaron un experimento con 40 niños entre las edades de ocho y diez años. Les ofrecieron elegir una de las tres variedades de desayuno de 350 calorías: huevos revueltos, una taza de cereal o una de avena. Luego de desayunar, los menores jugaban hasta el mediodía con el personal científico bajo la condición que comieran todo el desayuno y a la hora del almuerzo todo cuanto quisieran.

La rutina fue repetida una vez a la semana durante tres años consecutivos. Y, de acuerdo con los resultados obtenidos, después que estos consumieron un desayuno de huevos revueltos, tostadas de trigo integral, una porción de melocotón picado en cubos y un vaso de leche de 1% de grasa, redujeron en 70 calorías su ingesta a la hora del almuerzo. Esto significó una disminución del 4% en su ingesta diaria.

Los niños moderadamente activos, en el mismo rango de edad de los menores participantes, necesitan por lo general entre 1,600 y 1,800 calorías al día. Es así que, según los investigadores, la disminución de estas calorías al día, tras ingerir huevo al desayuno, es relevante si se considera que comer más allá del umbral de las calorías, aunque sea un poco, puede llevar al sobrepeso y la obesidad en los niños.

El hecho llama a efectuar investigaciones futuras con un período de tiempo más prolongado, ya que estos hallazgos podrían tener implicaciones importantes para la prevención de la obesidad en el país, especialmente en los jóvenes.

“Aproximadamente el 17% de los niños y adolescentes de Estados Unidos son considerados obesos”, expresa la profesora asociada del Departamento de Ciencias de la Salud Biobehavioral de la Universidad de Pensilvania en el comunicado sobre el estudio. “Resulta muy importante que identificamos qué tipo de alimentos ayudan a que los niños se sientan más llenos [o satisfechos], a la vez que permitan una ingesta moderada de calorías, especialmente en aquellos que son propensos al sobrepeso”.

Te recomendamos