Esas mujeres que ahuyentan a los hombres

Según ellos, estas conductas y actitudes son capaces de mantenerlos bien alejados

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Esas mujeres que ahuyentan a los hombres
Las mujeres celosas y controladoras siempre están en la lista de las menos deseadas./Shutterstock.
Foto: Shutterstock

No se trata de que haya que adaptarse a los que ellos quieran y complacerlos en todo, pero ciertamente hay ciertas conductas femeninas (como las hay masculinas, y trataremos luego) que pueden ahuyentar al hombre durante el proceso de conquista.

Hicimos una pequeña lista de nueve “personalidades” femeninas que muchos rechazan, si de encontrar pareja se trata.

Las asfixiantes: son esas mujeres que no se contienen de, por ejemplo, llamarlos o textearlos muchas veces al día. Los hombres rechazan a quienes no les dejan respirar y están encima de ellos a todo momento. Aprende a tomar distancia.

Las celosas: justificados o no, cuando los celos no se controlan o se convierten en anormales es motivo de irritación constante. Aquellas que ven fantasmas donde no los hay y desconfían todo el tiempo deterioran mucho la relación.

Las de llanto fácil: Si hay algo que los hombres valoran es la mujer segura de sí misma y que ante las dificultades o situaciones amargas puede salir adelante sin tener que hacerse las víctimas. La debilidad e inseguridad no es algo que los atraiga.

Los hombres dicen apreciar poco a las mujeres dramáticas y lloronas./Shutterstock.

Las muy coquetas: Este tipo de mujeres puede resultar atractiva para pasar un tiempo, pero si se está en una relación y se espera algo serio y duradero de ella, no es la clase de mujer que a los hombre les gusta tener al lado.

Las soberbias: Aquellas mujeres que aparentan más de lo que son y siempre tienen respuesta para todos tampoco son las favoritas de ellos. La humildad y el aceptar que equivocarse es humano es más natural y sensato a la hora de comenzar una relación.

Las interesadas: A ellos no les gusta las mujeres que se la pasan indagando sobre su solidez económica y no saben hablar de otra cosa sino de dinero, propiedades y números.

Las invasoras: Es sano mantener un espacio íntimo y al resguardo de todos. Muchos hombres se sienten ahogados cuando sus parejas lo quieren saber todo. El espacio y la libertad son dos virtudes muy necesarias.

Las manipuladoras: Las que por ejemplo usan el sexo como herramienta de poder son otras de las menos favoritas de ellos. Esas que  mienten todo el tiempo y tienen la gran capacidad de inventar situaciones para salirse con la suya.

 Fuente: enplenitud.com

Comentarios

Te recomendamos