¿Tener hijos o no? Decídanlo en pareja

Conoce las consideraciones que debes tomar antes de enfrentarte a la paternidad

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
¿Tener hijos o no? Decídanlo en pareja
Tener hijos cambiará radicalmente el estilo de vida y la dinámica de la pareja.
Foto: Shutterstock

Desde el comienzo de la relación de pareja, ambos integrantes se enfrentan a muchas decisiones qué tomar considerando la opinión y el deseo de los dos.

Una de las decisiones más importantes, que a su vez cambia el estilo de vida y la dinámica de la pareja, es tener hijos. Algunos no tardan mucho en determinar que no es una opción para ellos, mientras que muchos otros hacen de esto un proyecto de vida común.

Según Monsita Nazario, doctora en consejería profesional, cuando una pareja planifica un embarazo debe existir un diálogo abierto donde se tomen en cuenta las opiniones y deseos de ambos.

“Ambos en la pareja deben querer tener ese bebé. De lo contrario será imposible lograr la conexión y el trabajo en equipo que es indispensable para hacer los cambios necesarios y estar fuertes para convertirse en papás sin olvidar la vida de pareja”, advirtió Nazario.

No esperen al matrimonio para hablar

El tema de los hijos no se debe dejar para ese momento en el que la pareja contrae nupcias o toma la decisión de convivir, sino que debe tratarse durante el noviazgo. La experta señaló que muchas parejas no le dan la importancia que merece y algunas hasta evaden el tema diciendo que aunque no desean en ese momento tan temprano de la relación, podrían querer más adelante.

Llegar al matrimonio sin antes hablar claro de ese tema puede ser la causa de problemas que en el futuro laceren la relación y creen grandes conflictos cuando uno de los dos no está seguro o no quiere, y sigue recurriendo a las evasivas para no tener hijos.

“Ocurre también que una de las dos partes de la pareja ya tiene hijos de una relación anterior y ya no es una prioridad tener otro, pero sí lo es para su pareja que no tiene ninguno. No se puede tener un hijo por complacer a nadie”, mencionó.

La experta añadió que cuando ocurren estos desacuerdos la relación de pareja y la vida familiar pueden fracasar, pues es cuando surgen los reproches y la indiferencia ante la responsabilidad del proceso. “Si queriendo ambos se hace difícil enfrentar el reto, que aunque gratificante y maravilloso requiere de ajustes y cambios profundos, sin quererlo es casi imposible”, dijo Nazario.

Más que un deseo

bebe oso

Otro punto importante a considerar y conversar es cuántos hijos quieren tener conforme a la situación económica, la salud física y emocional, la capacidad de tolerancia y la disposición para trabajar un proyecto de crianza.

En una etapa en la que la pareja toma decisiones trascendentales, es importante que busquen ayuda de un profesional preparado en el área de consejería que les ayude a trabajar procesos de ajuste y a prevenir llegar a una crisis.

Nazario aseguró que la ayuda no eliminará el reto que van a enfrentar, “pero sí te va a preparar para enfrentarlo con conciencia consistente, de manera que puedas ser capaz no sólo de asumir el compromiso que requiere ser pareja y ser padres simultáneamente, sino de mantener ese compromiso a través de la vida, que es lo que tanto trabajo da a los seres humanos. La consejería debe ser una prioridad en la vida de pareja para lograr un estilo de vida balanceado y saludable”.

Cambio de rutina

No siempre los hijos llegan al comienzo del matrimonio, pues hay personas que se encuentran con situaciones laborales, personales o físicas que les impiden embarazarse y esta etapa la viven cuando la relación ha madurado. Estas personas necesitan quitarse de la mente la rutina anterior y entender que con la llegada de un bebé son muchos los ajustes necesarios.

“Con su llegada, el tiempo de la pareja debe ser organizado de forma diferente. Ya no se puede ser tan espontáneo para salir en cualquier momento o a cualquier lugar. Ahora hay que escoger lugares donde puedan ir los niños y considerar que no es tan sólo ‘agarrar’ la cartera y seguir caminando, sino llevar bulto, pañales y coche. También hay que tener en cuenta los gastos que conllevan cambios en la economía del hogar”, mencionó la consejera profesional.

La pareja también tiene que estar consciente de que un hijo no se trae al mundo para resolver los conflictos de pareja.

Compromiso de ambos

papa carga bebe

Además es importante que la pareja entienda que un hijo es una responsabilidad de ambos para toda la vida. No es para cumplir con la sociedad, ni para complacer a la familia o amigos que preguntan todas las semanas cuándo van a ser padres.

Tomar la decisión de ser padres requiere de educación que va más allá de un curso de parto sin dolor, destacó la consejera profesional. Es importante que las personas conozcan que más allá del parto hay unos retos para los cuales se necesita mucho conocimiento y estrategias.

“Hay que orientarse con conciencia de los cambios en el cuerpo de la mujer con el embarazo, de lo que podría ser una depresión posparto, de lo que hay que hacer para enfrentarla y manejarla si ocurriera”, explicó. También hay que planificar quién cuidará del bebé cuando nazca y cómo será la educación que se le dará a ese hijo.

– Liz Sandra Santiago

Te recomendamos