Seis estrategias para sobrevivir en el trabajo que odias

No siempre la mejor solución es renunciar

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Seis estrategias para sobrevivir en el trabajo que odias
Puede que el trabajo no te guste por factores externos a él.
Foto: Shutterstock

Acaba de comenzar un nuevo empleo y pasadas unas semanas en tu nuevo rol te encuentras deseando poder retroceder en el tiempo y haber esperado a conseguir algo mejor.

Alrededor del 35% de los trabajadores estadounidenses dejan su empleo en los primeros seis meses. Si odias tu nuevo trabajo, tu primera idea puede ser escribir una carta de renuncia, pero para muchos eso quizá no sea posible por motivos económicos (especialmente si te llevó un tiempo encontrar este nuevo empleo).

Tranquila. Aún puedes encontrar la felicidad sin tener que volver a mandar tu CV.

1. Encuentra la razón del odio

El primer paso para manejar la desilusión que causa un nuevo empleo es encontrar exactamente qué es lo que te molesta. ¿Estás aburrida y piensas que no se aprovechan tus capacidades, o te sientes abrumada y crees que trabajas de más? ¿No te gusta su jefe o un colega?

“Examinar lo que está mal requiere cierta introspección”, dice la asesora de carreras Cheryl Lynch Simpson, incluso señalando que para muchos la insatisfacción con el empleo puede no deberse al trabajo sino a factores externos. “A veces la gente se siente infeliz en el trabajo porque está descontenta con alguna otra cosa de su vida“, dice Simpson.

Si la raíz del problema no es el trabajo, cambiar de empleo no va a mejorar tu situación y puede tener consecuencias desastrosas para tu carrera a la larga.

2. Examina capacidades

Identifica las capacidades que tu nuevo trabajo te permitirá fortalecer y evalúa si ésas son las capacidades que necesitas o quieres. Saber que si te quedas obtendrá capacidades que contribuirán a que alcances el siguiente nivel en tu carrera puede ayudarte a mantenerte interesada.

3. Busca oportunidades

Si tu actual empleo te hace sentir vacía, quizás haya otras oportunidades en la compañía que pueden ayudarte a disfrutar del trabajo. Una opción es ofrecerte voluntariamente para trabajar en proyectos que te entusiasmen. Sé creativa para encontrar oportunidades que también te aporten experiencias que fortalezcan tu CV y que serán valiosas más adelante en tu próxima búsqueda de empleo.

4. Habla directamente con el jefe

¿Hay ciertos aspectos de tu empleo que no quedaron claros cuando te ofrecieron el cargo? Quizá con tu jefe puedan encontrar soluciones para cumplir tus deseos dentro del puesto. “A veces se puede renegociar el trabajo“, dice Simpson.

Considera pedir que se te libere de algunas tareas u ofrece asumir otras que puedan mejorar tu gusto por el trabajo. Simpson señala que muchos jefes estarán dispuestos a acomodar el rol de un empleado aunque esto puede depender del nivel del cargo. Si es un puesto de bajo nivel, habrá mucha menos flexibilidad”, agrega.

5. Evalúa el malestar

Adaptarse a un nuevo medio laboral, nuevos horarios y nuevos procedimientos puede ser abrumador. “El cambio es difícil para mucha gente”, apunta Simpson. Pregúntate si tu insatisfacción con el nuevo empleo es simplemente por dolores de crecimiento.

Es fácil interpretar tu aversión al cambio como que no encajas, cuando en realidad te sientes abrumada por todas las cosas nuevas que tienes que aprender. Simpson recomienda quedarse en el empleo al menos seis meses para determinar si lo que te molesta es el trabajo o sólo el cambio que exige.

6. Planifica el próximo paso

Si has concluido que tu nuevo empleo no es para ti y decides irte, Simpson dice que es esencial examinar qué fue lo que anduvo mal para asegurarte de que el próximo trabajo sea el correcto. ¿La compañía te ocultó información? ¿Debiste haber hecho más preguntas?

“Identifica patrones de tus propios pensamientos o conductas y piensa lo que debes hacer bien la próxima vez”, recomienda Simpson. Haz una lista de las cosas que no te gustan de tu actual cargo o compañía, y después escribe la lista inversa, a manera de contar con una idea más acabada de lo que puede ser el empleo ideal.

Comentarios

Te recomendamos