Mitos y realidades sobre las infecciones vaginales

Conoce las señales que realmente te dicen que algo anda mal y necesitas atención médica

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Mitos y realidades sobre las infecciones vaginales
Las infecciones vaginales son la razón principal de las visitas de las mujeres al médico.
Foto: Shutterstock

La mayoría de las mujeres las padecen alguna vez en la vida, especialmente cuando empiezan a ser activas sexualmente.

Hablamos de las infecciones vaginales, como la vaginitis, alrededor de las cuales se han creado ciertos mitos que impiden ser tratadas a tiempo ante el temor de algunas mujeres de llegar a ser tildadas de promiscuas o descuidadas en su higiene íntima.

Para evitar este problema, la ginecóloga Mónica Pérez, vinculada a Kaiser Permanente en Baldwin Park (California), aclara algunos de los mitos que se tienen en torno a las infecciones femeninas.

Mito: el flujo vaginal siempre es un indicador de una infección vaginal

Falso. Por lo general, la aparición de flujo vaginal es un proceso fisiológico normal por el cual la vagina se limpia y humecta.  El flujo saludable debe ser de color claro o lechoso y no deber tener mal olor.  Además,  su textura y cantidad varían a lo largo del ciclo menstrual de la mujer.

“Ahora, si la mujer llega a notar cambios en el olor del flujo, cambios en el color [si se vuelve verdoso por ejemplo], cambios en la textura [espumoso o semejante al requesón], picazón, ardor, hinchazón o enrojecimiento vaginal, o nota sangrado no relacionado con el ciclo menstrual, hay que buscar atención médica.  Estos cambios si pueden ser indicación de infección”, detalla la galena.

Mito: la menstruación promueve el crecimiento de hongos en el área de la vagina

Verdadero. Los cambios hormonales que se producen durante la menstruación afectan al pH de la vagina, fomentando el sobre crecimiento del hongo y así aumentando el riesgo de que una mujer desarrolle una infección por hongo durante y antes de su ciclo menstrual.

Mito: ciertos medicamentos incrementan el riesgo de padecer una infección vaginal

Verdadero. Algunos medicamentos pueden aumentar las probabilidades de padecer infecciones vaginales.  Entre ellos están las píldoras anticonceptivas, los esteroides y los antibióticos. Las píldoras anticonceptivas por ejemplo, alteran los niveles de estrógeno en el cuerpo.  Los antibióticos eliminan las bacterias en el cuerpo, incluyendo los de la vagina, y esto permite que los hongos se reproduzcan y causen una infección.

Mito: las mujeres embarazadas son más susceptibles a infecciones vaginales

Verdadero.  Durante el embarazo se producen cambios hormonales que alteran el estado natural de vagina, incluyendo cambios al pH, su grado de lubricación y a la composición del flujo vaginal.  Todo esto causa que las infecciones vaginales se vuelvan más frecuentes.

Mito: las infecciones vaginales son menos comunes durante el invierno 

Falso. Aunque es más común padecer de una infección vaginal durante el verano, también pueden ocurrir durante el invierno.  El clima es solo uno de los factores que contribuyen al desarrollo de una infección vaginal.

Tips para prevenirlas

Para evitar las infecciones vaginales la ginecóloga Mónica Pérez aconseja:

  • Orinar con frecuencia y nunca aguantarse las ganas de orinar.
  • Evitar andar con ropa húmeda, incluyendo la de hacer ejercicio.
  • Evitar el uso de ropa pequeña y ajustada. Esto puede incrementar la sudoración.
  • Mantener una buena hidratación.
  • Tener una buena higiene diaria con agua y jabón libre de colores y fragancias.
  • Evitar el uso de la tanga ya que puede facilitar que los gérmenes del ano pasen a la zona vaginal.
  • Elegir prendas hechas de algodón en lugar de materiales sintéticos.  Algunos materiales sintéticos incrementan la temperatura del cuerpo, generando humedad, lo que favorece la producción de hongos.
  • No hacerse duchas vaginales.
  • Acudir al médico ante las primeras señales de una infección.

En cifras

Las infecciones vaginales son la razón principal de las visitas de las mujeres al médico.  Algunas cifras estiman que aproximadamente 10 millones de visitas se hacen al ginecólogo cada año a causa de una infección de este tipo.

Comentarios

Te recomendamos