‘Farmed’ o ‘wild’, cuál es el mejor pescado

La chef Doreen Colondres te enseña las diferentes opciones para comprarlo

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
‘Farmed’ o ‘wild’, cuál es el mejor pescado
Foto: Shutterstock

Los términos “wild” o “wild caught” en los productos del mar nos dejan saber que son animales nacidos y criados en la libertad de su entorno natural. Salieron del mar, son “GMO-free”, es decir, libres de sustancias artificiales, tóxicas y, por ende, más seguros y saludables.

Por el contrario, los animales “farmed” o “farm raised” son nacidos y criados en granjas o piscifactorías que, con frecuencia (no siempre), contienen sustancias nocivas para nuestra salud, como antibióticos, pesticidas y hormonas de crecimiento, necesarias para asegurar una producción en masa rentable, como lamentablemente ocurre con la mayoría del salmón que se vende en EEUU.

Pero, a la hora de comprar, debes saber que no todo lo “farmed” es malo, ni todo lo “wild” es bueno. Cuando se hace responsablemente, la acuicultura puede ofrecernos pescados y mariscos de calidad, seguros y respetuosos con el ambiente.

Además, si un producto “farmed” es orgánico o criado en un ambiente sano, podrás tener absoluta tranquilidad. Confía en los moluscos con la etiqueta “farmed”, como las almejas, las ostras y los mejillones, ya que no necesitan alimento artificial y han sido criados en pura agua de mar.

Evita todo lo importado que venga de muy lejos, como Vietnam, China, Rusia y otros países poco controlados, sobretodo en el caso de los camarones.

Cuando se trate de “wild”, estarás comprando lo mejor. Aquí solo conviene irse por lo más fresco posible, si el presupuesto te lo permite. Evita el pescado swai, que se vende como corvina, y la tilapia; ambos son poco controlados y de muy baja calidad.

Trata de evitar los productos importados, excepto en el caso de algún atún, del bacalao o del salmón (todos “wild”). Y cuando vayas a seleccionar tu atún fresco, asegúrate  su color y su textura no estén alteradas.

No vayas por las especies contaminadas de sustancias tóxicas o por aquellas que están siendo víctimas de la sobre-explotación o de la pesca destructiva. Ve a tiendas que les compren directamente a pescadores, o elige marcas que favorezcan la preservación de nuestros océanos, como es el caso de las conservas.

Para conocer la lista de pescados y mariscos que debemos consumir, puedes visitar la sección Seafood Watch, del Monterrey Bay Aquarium de California, en www.seafoodwatch.org.

Lee con cuidado las etiquetas, pregunta al pescadero, cocina fresco, y comerás sabroso y saludable.

 

Filete de pescado a la plancha sobre puré de garbanzos

filetepescadoplancha

 

Un plato nutritivo, fácil de preparar y muy versátil. El puré de garbanzos también lo puedes servir como crema o como “hummus” y el pescado lo puedes substituir por vieiras, que son muy nutritivas también.

Ingredientes:

1 ½ libra de filete de pescado (limpio y sin espinas)

1 lata de garbanzos (sin el agua)

6 dientes de ajo en rodajas finas

1 cebolla blanca picada bien pequeña

1 taza de caldo de pollo natural

½ taza de aceite de oliva

Sal y pimienta a gusto

Pimentón para adornar(paprika dulce, paprika española)

Preparación:

En un sartén, agrega ¼ taza de aceite de oliva y sofríe el ajo en temperatura mediana alta hasta que se doren bien.  Luego baja la temperatura un poco, añade la cebolla y cocina hasta que esté tierna y translúcida.

Después añade los garbanzos y cocina por 10 minutos.Transfiere todo a la licuadora o a un envase profundo en caso de que quieras usar batidora de mano.

Mezcla todo con el caldo de pollo hasta que quede como un puré no tan espeso. Vuelve a llevarlo a la estufa, añade sal y pimienta a gusto y déjalo en temperatura baja para que se mantenga caliente hasta el momento de servirlo.

Coloca el pescado limpio sobre un papel toalla, añade sal a gusto por ambos lados y córtalo en 4 porciones.

En un sartén o plancha en temperatura mediana alta, agrega 2 cucharadas de aceite de oliva y una vez esté bien caliente, añade los filetes de pescado.  No trates de virarlos antes de tiempo para que no se te pegue.  Cocínalo por ese mismo lado hasta que veas (en los bordes) que ya la mitad ha cambiado de color.  Lo volteas, esperas unos minutos más a que se termine de cocinar, lo sacas y esperas unos minutos para servir (si quieres puedes taparlo en lo que lo sirves).  Es mucho más fácil si usas una espátula de cocinar pescado.

Luego, en un plato hondo, sirve el puré en el fondo del plato, luego coloca el pescado encima (en el centro) y adorna con pimentón dulce (paprika).

 

 

Para recetas y otros consejos, consigue mi libro online o visita www.LaCocinaNoMuerde.com

Comentarios

Te recomendamos