¿De mudanza?

Cómo organizarte para empacar con eficiencia todas tus pertenencias al moverte a otra residencia

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
¿De mudanza?
La organización y planificación facilita la mudanza.
Foto: Shutterstock

Empacar para mudarse de una residencia a otra es una faena dispendiosa y hasta odiosa, que puede convertirse en todo un dolor de cabeza cuando se carece de planificación y organización.

Es por esto, que para evitar el  mal rato y las frustraciones, los expertos en mudanza recomiendan planificar bien las tareas requeridas para la acción.

Describimos a continuación algunas de las tareas básicas que te facilitarán empacar y mover tus pertenencias a tu nuevo hogar.

1- Adquisición de cajas y materiales para empacar

Si no has contratado a una compañía especializada en mudanza, empieza a recolectar cajas de diferentes tamaños aproximadamente un mes o más antes de la fecha de la mudanza. Las cajas las puedes adquirir en compañías como U-Haul o Budget Truck, y si no quieres pagar por ellas puedes recogerlas en supermercados y hospitales donde las regalan.

Compra también material para empacar: plástico con burbujas, papel de envoltura, tijeras, cinta pegante y marcadores.

Compra la cinta pegante diseñada para sellar cajas de cartón.
Compra la cinta pegante diseñada para sellar cajas de cartón. /Shutterstock

2- Reserva con anticipación el camión para la mudanza

Tan pronto hayas establecido la fecha exacta, reserva el camión de la mudanza y una semana antes de ésta, llama a la compañía para verificar si tu reservación está considerada y programada.

3- Empieza a empacar con anticipación

Para esto debes ir de cuarto en cuarto, envolviendo los objetos más delicados en suficiente papel plástico de burbujas, papel periódico o ropa. Las sábanas viejas, las cobijas, las medias y toallas son ideales para envolver los objetos frágiles.

4- Libros, juegos y objetos pesados

Empaca estos en cajas pequeñas. Así te evitarás la movida de cajas muy pesadas que pueden esfondarse o lastimar tu espalda.

Empaca los libros, juguetes y objetos pesados en cajas pequeñas.
Empaca los libros, juguetes y objetos pesados en cajas pequeñas. /Shutterstock

5- Empaca lo que realmente sirve, bota el resto

Empezando por los gabinetes de la cocina, tira todas las cosas que ya no sirven y empaca solamente lo que realmente usas. Las que están en buen estado, pero poco usas, empácalas en otra caja que has etiquetado con “objetos para donación”.

6- Marca cada caja con el nombre correspondiente a cada habitación

Esto agilizará la acción de colocar las cajas en cada cuarto (cocina, baños, recámaras, etc.) a la hora de la mudanza, así como al momento de desempacar y colocar las pertenencias en el nuevo hogar.

Identifica cada caja con el nombre de la habitación a la que corresponde.
Identifica cada caja con el nombre de la habitación a la que corresponde. /Shuttestock

7- Cinta pegante de papel

Usa este tipo de cinta, que es fácil de remover, en espejos y vidrios protectores de los cuadros, formado una gran “X”. Esto mantendrá unidos los pedazos de vidrio en el caso que se rompan durante la mudanza.

8- Mantén un récord de los objetos transportados y del servicio de la mudanza

Si contrataste un servicio, mantén a la mano el récord de los objetos empacados, los recibos del contrato y costo de la mudanza, así como del seguro que pagaste por cualquier daño o pérdida de tus pertenencias durante la mudanza.

 La selección de la compañía de mudanza

Si tienes el dinero para pagar un servicio de mudanza, ponte a la tarea de cotizar con varias compañías especializadas en ello para encontrar la que más de acomode a tu presupuesto e inventario de pertenencias.

Las compañías de mudanzas suelen calcular sus precios basándose en lo siguiente:

  • Cantidad de pertenencias a transportar
  • Distancia que hay que viajar
  • Tipo de muebles a empacar y transportar
  • Número de personas que se necesita para hacer la mudanza

Comentarios

Te recomendamos