Ingredientes asquerosos que comes sin saberlo

El origen de algunos aditivos alimentarios es francamente repulsivo

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Ingredientes asquerosos que comes sin saberlo
Ese color rosita de los nuggets de pollo no es natural.
Foto: Shutterstock

Afortunadamente hoy estamos más alerta ante los alimentos que consumimos, a pesar de los nombres clave que utiliza la industria alimentaria para ocultar el verdadero origen de adivitos, conservadores, saborizantes y otras sustancias que añaden a los productos comestibles.

Muchas de esas sustancias tienen orígenes que ni imaginas, o son derivadas de procesos altamente químicos y tóxicos. La web especializada Ecoportal señala algunos de estos ingredientes, comunes en los alimentos que comemos y francamente asquerosos de pensar:

Vísceras de ternera. La cuajada natural es un proceso lento que no permitiría a la industria de los lácteos cubrir la gran demanda de quesos en el mundo. Así que aprovechan la consistencia del estómago de la ternera para cuajar los quesos rápidamente.

Castóreo. Este ingrediente no es más que secreciones de castores que se usan para acentuar el sabor a vainilla de algunos helados y el sabor a frambuesa en algunos otros alimentos.

Ácido fosfórico. Se trata de un ingrediente del asfalto que la industria alimentaria rotula como “E338” y que podrás encontrar en algunas bebidas gaseosas.

Cartílago de pollo. ¿Alguna vez has visto un nugget de pollo con un sospechoso color rosa? Se debe a la conocida como “pasta rosa”, una masa que se fabrica con restos de carne y cartílago de pollo.

Huesos carbonizados de animales. Se utilizan para blanquear alimentos como el azúcar o la harina.

Secreciones de oveja. ¿Sabías que muchas marcas de goma de mascar utilizan lanolina para suavizar la golosina? El origen de la lanolina son secreciones extraídas de la grasa de ovejas.

Comentarios

Te recomendamos