Cómo entender a tu cachorro

Durante el 'National Puppy Day', queremos ayudarte a descifrar a tu mascota

¿Orgullosa de ser latina?

Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Cómo entender a tu cachorro
Los perros reaccionan a tu tono de voz y lenguaje corporal./Shutterstock.

Aunque muchas personas suponen  que un cachorro “sabe que ha sido malo” cuando comete alguna travesura y lo regañamos, en realidad  el animal está  sencillamente reaccionando a nuestro lenguaje corporal y tono de voz.

Así lo asegura Christina Russell, Presidente de Camp Bow Wow (www.campbowwow.com), una franquicia nacional dedicada al cuidado de mascotas, quien para celebrar hoy el National Puppy Day ofreció sus conocimientos sobre “decodificación de los cachorros”, con la idea de ayudar a las personas a comprender el lenguaje non-verbal de sus mascotas  y convertirse en maestros de la comunicación canina.

Aquí están algunos de sus consejos para medir lo que tu cachorro está pensando:

Mala conducta: los cachorros hacen lo que sea por una recompensa (comida, juguetes o cualquier tipo de atención), incluyendo cosas que no nos gustan, como morder muebles, ladrar o hacerse pipi en la casa. Estas actividades son auto-gratificantes porque los dueños de las mascotas reaccionan rápido a dichos comportamientos, dándoles la gratificación instantánea.

Lo que se puede hacer para frenar este tipo de acciones es la sustitución de un mal comportamiento con uno que si aprobamos.  Por ejemplo, si un cachorro está mordiendo la pata de una mesa, se debe alejar al cachorro de la misma y darle algo que si puede masticar, como un hueso o un juguete.

Menear la cola no siempre significa que el perro está feliz: normalmente un movimiento lento, rígido, de lado a lado con la cola hacia arriba es una señal de alerta, y no significa que el perro está emocionado. Una cola escondida y que se menea rápido es un signo de nerviosismo y sumisión.

Los perros felices tendrán su cola en un nivel neutro y la menearán rápidamente y de a ratos. La mejor cola es la de “helicóptero”, esto es cuando el cachorro menea su cola en un gran círculo, lo que significa que está muy contento.

los cachorros hacen lo que sea por una recompensa (comida, juguetes o cualquier tipo de atención), incluyendo cosas que no nos gustan./Shutterstock.
Los cachorros hacen lo que sea por una recompensa (comida, juguetes o cualquier tipo de atención), incluyendo cosas que no nos gustan./Shutterstock.

Morder y ladrar cuando juegan: los cachorros a menudo se muerden las caras, pies y rabo entre ellos, ocasionando mucho ruido. Aunque esto pueda parecer aterrador para los nuevos dueños de mascotas,  es perfectamente normal. Los cachorros aprenden de las conductas y comportamientos de otros perros, y es así como pueden aprender a jugar correctamente. Por lo tanto, es importante que ellos tengan la oportunidad de hacerlo.

Cuando un perro agarra a otro por el hocico o cuello con su boca está mostrando agresión. El único momento cuando un dueño necesita retirar a sus cachorros de una situación de juego es si el animal está claramente asustado: con la cola escondida, intentando escaparse o se nota frenético o en pánico.

Descifrar entre la agresión y la sobre estimulación: Si un perro se siente amenazado a menudo trata de huir de la situación, pero si no puede escapar, gruñe, muestra sus dientes y se para  con sus orejas y cola levantadas,  para mostrarse más grande de lo que es. Las pupilas dilatadas no significan necesariamente una actitud agresiva, también pueden significar una estimulación excesiva, que es común en cachorros y que a menudo se ve antes de que salten, incluso durante un juego.

La sobre estimulación, en forma de miedo, ansiedad, sorpresa o excitación, también puede causar que los cachorros experimenten piloerección, que es la elevación del pelo sobre su espalda y su cola.

 

Cuando un perro saca la lengua es símbolo de apaciguamiento./Shutterstock

Las orejas son los barómetros del ánimo del cachorro: diferentes razas ajustan la forma de sus orejas dependiendo de su estado de ánimo. Si un perro tiene las orejas erectas y hacia adelante, están interesados en algo y/o posiblemente están agresivos. Cuando sus orejas están aplastadas contra sus cabezas, esto significa que sienten con miedo o tienen actitud sumisa.

Si enseña los dientes: generalmente, cuando un perro expone sus dientes está demostrando agresión o  temor. Cuando  tira sus labios atrás horizontalmente y muestra más dientes en una “sonrisa”, este es un gesto de apaciguamiento, como cuando lame o saca la lengua.

 

Te recomendamos