October 31 2014, 12:29 AM Por: Alberto Buitre

La activista colombiana Claudia Yurley Quintero Rolón.
Alberto Buitre se especializa en movimientos políticos y contracultura
“Vete a Venezuela a ver si de allá sales viva y haznos el favor de no regresar nunca. Guerrillera HPTA!”. “Negra tarada auspiciadora de las FARC”. Estas son algunas de las amenazas y acusaciones que la activista colombiana por los derechos humanos, Claudia Yurley Quintero Rolón, recibe por twitter casi todos los días.

Su acto imperdonable ante los ojos de los agentes anónimos del ultra conservadurismo de su país, es emprender acciones para la recuperación emocional de las víctimas del conflicto armado en Colombia y participar de acciones asociativas contra la trata de personas.  Debido a ello, se le acusa de hacer política paralela para la guerrilla.

Estas inferencias apuntan a un personaje de nombre Jaime Restrepo, un abogado ligado al ex presidente Alvaro Uribe Velez, quien se ha pronunciado públicamente como adversario a las mesa de pacificación ente el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP que tienen lugar desde el 2012 en la ciudad de La Habana, Cuba.

A través de su cuenta de twitter @_El_Patriota, Restrepo ha acusado a Quintero de hacer “política paralela”, de  ser “aliada de iraníes” y en otra ocasión, dijo textualmente en una mención a la cuenta de la activista:  “si no mal recuerdo a usted le tocó irse del Catatumbo y no propiamente por pertenecer a los Boy Scouts”

¿Y si no son los Boy Scouts, habrá querido referirse  a organizaciones como  la Fundacion Anne Frank, la Red contra la Trata de Personas RATT y la Fundación para una Nueva Vida, con las cuales  Quintero colabora?

Jaime Restrepo ha sido cuestionado por la revista nacional Semana por presuntos vínculos con paramilitares. Además, es abogado defensor de la ex directora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), María del Pilar Hurtado, a quien la Corte Suprema colombiana ordenó capturar por espionaje y corrupción, bajo la administración de Alvaro Uribe (http://www.losangelespress.org/politica-de-psicopatas/#sthash.pjL89hl2.dpuf)

A partir de los tweets del abogado Restrepo han venido ocurriendo las amenazas.

Claudia Quintero, o “Gina Escheback” como es su nombre de pluma, es una desplazada del conflicto armado.

Originaria de la región del norte de Santander, en el Catatumbo, huyó del lugar con sus dos hijas y su esposo en el año 2005 tras recibir una serie de amenazas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Pasó más de cuatro años de exilio en Argentina.

A su regreso a Colombia se incorporó a tareas de recuperación emocional de niños víctimas del conflicto. Sin embargo, desde el año 2013 testaferros anónimos en redes sociales le han acusado absurdamente que reclutar niños para la subversión.  En agosto de 2014  se incrementaron.

El problema es que ya existe un antecedente directo que hace a  Claudia Quintero temer por su vida y la de su familia.

En septiembre de este año el también activista Jorge Luis Daguer se vio obligado a salir de Colombia  luego de un atentado en su contra.  Las amenazas contra él llegaron primero vía twitter y después se materializaron en un ataque con arma blanca del que resultó ileso gracias a un chaleco que le había proporcionado la Unidad Nacional de Protección.

Así mismo, las amenazas contra Quintero  ya traspasaron lo virtual y han llegado a teléfonos y correos: “Negra hijuep... guerrillera, se  van o se mueren”  le dijeron desde el  teléfono  3102235405,  el 18 de agosto de 2014 a las 6:40 de la tarde.

Siempre las agresiones llevan contenido racista, entendiendo que es una mujer afrocolombiana, le llaman “NEGRA Hija de p...”.

Tras el caso del hacker Andrés Sepúlveda - descubierto como parte de un programa para espiar la mesa de paz en La Habana y activo del equipo del ex candidato del uribismo a la presidencia colombiana, Oscar Iván Zuluaga- ,  es posible para las autoridades de Colombia investigar  las amenazas y acusaciones que recibe a diario la activista y otros tantos como ella.

Además, enfrenta una campaña de criminalización y estigmatización. Ha perdido dos empleos por miedo de quienes la emplean a ser alcanzados por la persecución de quienes la amenazan.

Y lo que pide Claudia Quintero es protección para su  familia,  su propia vida y su equipo de trabajo dentro de la Corporación Anne Frank.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos documentó el asesinato de 39 defensores de derechos humanos en el 2013; 37 en el 2012. No son una estadística más. Han sido personas con un trasfondo de indignación y ánimos de paz que han trabajado por una Colombia sin armas.

“Solicito a las organizaciones de Derechos Humanos difundir mi caso y documentarlo en las bases de datos de agresiones a defensores de derechos humanos, consideramos que éstas agresiones son parte de un plan contra la Paz de Colombia, que lo ejecutan en diferentes niveles incluso incriminando a humildes líderes que con mucho esfuerzo luchamos por un país en paz y más humano”, dice Claudia.

El peor enemigo  para la paz de Colombia son los agentes que es esmeran en seguir lucrando con la guerra. El mundo tiene qué saber esto.


October 31 2014, 12:01 AM Por: Samuel Schmidt

Cada día cruzan la frontera entre México y EEUU miles de personas y vehículos.
La Patrulla Fronteriza y Aduanas se empeñan por frenar el tránsito de personas con largas filas
Las fronteras son vivas y cambian constantemente, ya sea por influjos económicos, culturales y sin duda ambientales.
Es interesante que muchos se llenan la boca de alabanzas a la importancia económica de la frontera México-Estados Unidos, y sin embargo, siguen justificando que se cierre. Les molesta la porosidad de la frontera y quisieran que el muro fuera inexpugnable, que ni siquiera el viento pudiera cruzar.
Un académico sostiene que hay una enorme economía alrededor de la vigilancia fronteriza, el habla de él muro y lo que ha desplegado económicamente, empleo gente, consumió concreto; le faltó considerar la importancia económica de miles de agentes desplegados para supuestamente proteger a Estados Unidos; no es algo menor el hecho que algunos agentes se recluten en comunidades muy pobres de la región y que enrolarse en la Patrulla Fronteriza sea prácticamente su único medio de movilidad social.
Al cuadro pintado hay que agregarle la aportación económica de las bases militares, que impactan el mercado de bienes raíces, el mercado al menudeo, y por supuesto la industria del vicio, que durante muchas décadas tuvo una gran influencia en las ciudades mexicanas que le quedan cercanas a las bases. No se puede explicar la economía de ciudades como El Paso, San Diego, Del Río, sin considerar lo que aportan las bases militares. También aportan su cuota de delito, se dio el caso de una base militar donde los soldados se vestían de civil, salían a delinquir y volvían a la base, con total impunidad.
Si agregamos a las plantas maquiladoras tendremos una dimensión más del fuerte peso de la vecindad, porque los productos que cruzan generan actividades aduanales, servicios de transporte, además de actividad bancaria de los directivos de las empresas que no se van a vivir a México; agreguemos que muchas familias mexicanas envían a sus hijos a que sean educados en Estados Unidos básicamente en escuelas de paga, y envían a sus enfermos para ser atendidos en el sistema de salud, el que por cierto es el más caro de Estados Unidos, porque muchos no tienen seguro y pagan en efectivo. McAllen y El Paso son las ciudades con los servicios de salud más caros de Estados Unidos.
El establecimiento militar también tiene un gran peso político, porque muchos militares se retiran en esas comunidades y como se jubilan temprano, muchos entran a la política, dándole un tinte conservador muy marcado.
Un valor adicional lo tiene las actividades cotidianas de gente que cruza en ambas direcciones para aprovechar las ventajas de la asimetría económica. Hay servicios en un lado que tienen calidad similar pero valor inferior. Los fronterizos aprenden a aprovechar las ventajas de ambos mundos.
Lo que cuesta trabajo entender es que frente a esta realidad económica haya todo un esfuerzo por frenar la integración económica, social y cultural. La Patrulla Fronteriza y Aduanas se empeñan por frenar el tráfico de personas que cruzan con documentos, crean largas filas y esperas de horas. Frenan a gente que cruza con propósitos económicos que ayudan a agilizar la economía, parten familias porque la gente decide no enfrentarse al abuso a la hora de cruzar la frontera, y las actividades culturales tienen que pensarse varias veces.
Este bloqueo frena todo tipo de colaboraciones y busca romper con la posibilidad de crear una comunidad regional. Ya no se cuenta con la solidaridad para la atención de desgracias o emergencias, las autoridades federales no facilitan el cruce de vehículos de emergencia. Y con esto se suman las voces a favor de mantener una guerra de baja intensidad que produce muertos de gente honesta que intenta cruzar la frontera, con el criminal propósito de trabajar.
El muro ha perturbado la vida social y animal cambiando el mapa de la frontera. Así encontramos que no obstante tener una frontera viva, se desperdician las sinergias construidas a lo largo de los años.
En las últimas décadas se han cambiado negativamente la inercia de una frontera que era estudiada por el mundo. De estudiar las ventajas del modelo maquilador, la frontera empezó a ser visitada por agentes policíacos para estudiar de que manera frenar a la gente.
En una ocasión propusimos mover los controles migratorios 20 millas al norte y sur, de esa forma se creaban comunidades integradas que ayudarían a elevar el nivel de vida, la primera voz en contra fue del jefe de la Patrulla Fronteriza, lo siguió un congresista que dijo que la gente no lo quería, por suerte el congresista se fue, el migra se fue al congreso y el bloqueo fronterizo se recrudeció.
Falta ver quién porfía, la sociedad que construye, o los políticos que inhiben mejores condiciones de vida


October 30 2014, 5:40 PM Por: Dr. Nelson A. Castillo

Dr. Nelson A. Castillo.
Esta semana contesto la pregunta de una lectora. Cada caso es distinto y las respuestas varían según el historial migratorio de cada persona
Aquí respondo de forma general a sus dudas. Por favor consulten con un abogado de inmigración para recibir asesoría legal personalizada antes de comenzar cualquier trámite.

Soy guatemalteca y estoy inscrita en el programa de DACA. Recientemente regresé de México después de viajar con un parole de inmigración. El parole me lo habían dado para viajar a Guatemala. Estoy casada con un ciudadano y deseo solicitar mi residencia permanente en los Estados Unidos. ¿Es posible? -María G.

María, no tengo suficiente información sobre tu caso para darte una respuesta completa. Pero

debes proceder con cautela antes de solicitar la residencia permanente. En tu pregunta dices que te dieron un permiso de ingreso anticipado (advance parole, en inglés) para Guatemala, sin embargo, viajaste a México.

Hay que revisar cuidadosamente la solicitud que presentaste al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) para obtener el permiso de ingreso anticipado y las razones que diste porque querías viajar a Guatemala. También, hay que examinar la razón por la cual viajaste a México con ese permiso que el gobierno te dio para viajar a Guatemala.

Varias clases de inmigrantes pueden obtener un permiso de ingreso anticipado, incluyendo aquellos que están solicitando ajuste de estatus o recibieron Acción Diferida para Personas Llegados en la Infancia (DACA, siglas en inglés), el Estatus de Protección Temporal, una visa U o una visa T, entre otros.

En el caso de personas inscritas en DACA, el USCIS podría extender un permiso de ingreso anticipado si el solicitante desea viajar por razones educacionales, de empleo o humanitarias.

Dentro de los posibles motivos humanitarios se incluyen viajes para obtener tratamiento médico, estar presente en un funeral de un familiar o visitar un familiar enfermo.

Viajes por motivos de vacaciones no son una razón válida para solicitar un permiso de ingreso anticipado bajo el programa de DACA.

Para solicitar el permiso de ingreso anticipado bajo DACA hay que usar el Formulario I-131, Solicitud de Documento de Viaje. Actualmente, hay que pagar una cuota de $360 para hacer el trámite.

Toda persona que está en DACA debe solicitar un permiso de ingreso anticipado antes de viajar fuera de los Estados Unidos después del 14 de agosto del 2012.

En el momento que una persona con DACA viaja al exterior sin un permiso de ingreso anticipado, le cancelarán automáticamente el estatus protección legal que le otorga DACA.

Personas que han tenido arrestos migratorios o criminales o aquellos con órdenes de deportación no deberían salir fuera del país sin antes consultar con un abogado de inmigración.

María, ojalá que no hayas mentido en tu solicitud de ingreso anticipado porque esto podría afectar una futura solicitud para la residencia permanente.

Si se determina que actuaste correctamente en los trámites migratorios que hiciste en el pasado y en tu viaje al exterior, podrías solicitar la residencia permanente en los Estados Unidos si cumples con todos los requisitos, incluyendo estar casada con un ciudadano estadounidense y haber entrado de forma legal al país.

Por favor consulta con un abogado de inmigración antes de comenzar cualquier trámite migratorio.

Para más información y consejos de inmigración, lea mi blog www.InmigracionHoy.com.

Envíe sus preguntas a preguntas@consultamigratoria.com. Incluya información detallada sobre su situación para mejor responder sus preguntas.

El Dr. Nelson A. Castillo es abogado de inmigración y autor de La Tarjeta Verde: Cómo obtener la residencia permanente en los Estados Unidos. Es ex presidente de la Asociación Nacional de Abogados Hispanos y actual presidente del Concejo Vecinal de Westlake South de Los Ángeles. Para comunicarse con la oficina del Dr. Castillo, puede llamar al (213) 537-VISA (8472).

 

El propósito de esta columna es brindar información general. No se puede garantizar ni predecir cual será el resultado de la información presentada por el Dr. Nelson A. Castillo. La información no se debe tomar como un consejo legal para algún individuo, caso o situación. Consulte con un abogado de inmigración para recibir asesoría legal personalizada antes de comenzar cualquier trámite migratorio.


October 30 2014, 12:01 AM Por: Rubén Hernández León

Muchos inmigrantes fueron presionados a aceptar la deportación voluntaria.
Existen diferencias y similitudes importantes en los distintos movimientos migratorios
Los investigadores de la migración dividimos este fenómeno social en dos tipos: la migración interna y la internacional. Ambos tipos tienen diferencias fundamentales y similitudes importantes. Empecemos por las últimas. Tanto la migración interna como la internacional son resultado de las desigualdades que existen entre el lugar de origen y el de destino. Estas desigualdades se expresan en los salarios, la infraestructura y los niveles de bienestar social de la población. Allá son más altos y mejores, acá más bajos y de escasa cobertura y calidad.
Tanto la migración internacional como la interna forman parte del proceso de urbanización, es decir, la transferencia de poblaciones dispersas en el campo a grandes concentraciones en las ciudades. La urbanización también implica el cambio en las actividades económicas de la gente, básicamente de la agricultura a la industria y los servicios. Los migrantes internacionales también son protagonistas de los procesos de urbanización. Los europeos que llegaron a Estados Unidos hace cien años eran campesinos y artesanos que habitaban pueblos de las regiones sur y este del viejo continente. De este lado del Atlántico se convirtieron en obreros industriales. Lo mismo ha sucedido con los mexicanos.
La migración interna y la internacional se parecen porque ambas son iniciadas por reclutadores y luego continuadas por medio de las redes sociales de los propios migrantes. En ambos casos, estos migrantes transfieren remesas a sus familias y a su comunidad. Las redes sociales son sumamente importantes, aunque no infalibles, porque transmiten información vital y proporcionan apoyo para encontrar empleo y vivienda en el lugar de destino.
La diferencia más importante entre la migración interna y la internacional es de corte político. Quien emigra a otro país cruza una frontera política entre dos naciones. Esto tiene dos consecuencias cruciales. Primero, el migrante internacional pasa de la jurisdicción de un gobierno nacional al de otro diferente. No así quien lo hace de manera interna. En general, los gobiernos se guardan el derecho de decidir quién entre a su territorio y bajo qué condiciones. Pasar a otra jurisdicción política nacional también significa vivir bajo la influencia de leyes e instituciones distintas a las del país de origen, algo que no sucede con la migración interna.
La otra consecuencia clave del acto de cruzar una frontera es algo más abstracta. A pesar de cambiar de jurisdicción política, el migrante no deja de ser ciudadano del país que dejó. El mexicano y el salvadoreño siguen conservando sus respectivas ciudadanías e inclusive pueden reclamar la protección de sus gobiernos. Como dice un destacado colega, cuando un individuo emigra también se lleva un pedacito de la jurisdicción política del país de origen al país de destino. Si tuviéramos que representar esta realidad con un mapa, tendríamos que empezar por tirar a la basura la cartografía política existente y que coloca a cada de país del mundo al lado de otro. Este mapamundi tendría que ser sustituido por otro donde, gracias a la migración internacional, que no a la interna, unos países se desparraman y se desbordan sobre otros


October 30 2014, 12:01 AM Por: Guillermo Martínez

La popularidad del Presidente Obama es muy pobre y su presencia con los candidatos Demócratas al Senado puede perjudicarlos
Han puesto mucho énfasis y dinero en un esfuerzo por sacar a la mayor cantidad de sus votantes
Los votantes afroamericanos tienen mucho en común con los votantes hispanos.
Ellos son las minorías más grandes del país. Ambos grupos ayudan a definir elecciones reñidas en diferentes estados. Y los dos grupos son muy propensos a no votar en años de elecciones intermedias.
En este tipo de comicios su voto cae mucho más que el de ningún otro grupo de votante. Esto sería desastroso para los candidatos Demócratas que necesitan de su voto para poder impedir que los Republicanos tomen el control del Senado.
Esta vez —en las elecciones del próximo martes- le toca a los votantes afro-americanos.
Los estrategas demócratas tienen un grave problema.
La popularidad del Presidente Obama es muy pobre y su presencia con los candidatos Demócratas al Senado puede perjudicarlos. Obama no es bienvenido en los estados en los cuales hay contiendas senatoriales cerradas.
A la vez, los Demócratas necesitan que los afro-americanos salgan a votar en forma masiva para poder mantener el control del Senado. Esto es de mucha importancia en estados tales como Luisiana, Carolina del Norte, Georgia, Arkansas y Kentucky. Su voto también es muy importante en elecciones para gobernador en: Arkansas, Maryland, Michigan, Georgia Carolina del Sur.
El problema para los que dirigen las campañas de estos candidatos es como convencer a los votantes afro-americanos que su voto es crucial a la vez que dicen a voz en cuello que no quieren que el primer presidente afro-americano haga campaña en sus estados.
La estrategia de estos expertos es complicada. Ellos no quieren ver a sus candidatos con Obama particularmente en estados que ganó el republicano MittRomney en el 2012. Eso si, Michelle siempre es bienvenida.
A la vez, los que dirigen campañas tratan por otros medios en convencer a los votantes afro-americanos que salgan a votar. Esto lo hacen en forma indirecta. El presidente ha dado entrevistas a varios periodistas radiales con importantes programas para la comunidad afro-americana.
Hay analistas políticos que critican los pronunciamientos del presidente, dicen que le pueden hacer daño a sus candidatos. Creo, sin embargo, que están equivocados. El mensaje de los discursos del presidente está dirigido en forma directa a los votantes afro-americanos que le dieron el 93% de su voto en las elecciones del 2012.
Obama y los que proponen esta estrategia creen que el votante afro-americano va a entender las razones por las cuales su voto es importante. La política del primer presidente negro – del cual ellos se sienten particularmente orgullosos – está en juego.
Hay algo más. Los estrategas Demócratas han puesto mucho énfasis y dinero en un esfuerzo por sacar a la mayor cantidad de votantes demócratas a las elecciones. Esta fue una de las razones por las cuales Obama derrotó con facilidad al republicano MittRomney en el 2012.
Predecir quien va a ganar el martes no es tarea fácil. Los Demócratas están haciendo todo lo posible para ganar en estados donde tradicionalmente les ha ido muy mal


October 29 2014, 12:01 AM Por: Jorge Ramos

El presidente Obama le concede a Ben Bradlee la Medalla Presidencial a la Libertad en la Casa Blanca, el 20 de noviembre de 2013.
Nuestra principal responsabilidad social es evitar los abusos de quienes ejercen el poder
Los presidentes mienten. Bueno, no todos y no todo el tiempo.
Pero una de las principales lecciones del recién fallecido, Ben Bradlee, ex editor del diario The Washington Post, es que los periodistas no podemos creerle a los que tienen el poder. Nuestro trabajo es cuestionarlos. Siempre.
Bradlee publicó los reportajes de espionaje y corrupción que culminaron con la renuncia del presidente Richard Nixon en 1974. Eso cambió el periodismo para siempre. Fue el primer ejemplo de cómo dos reporteros —Bob Woodward y Carl Bernstein- podían sacar de la presidencia a un político mentiroso. "Después de Watergate", escribió Bradlee, "empecé a buscar la verdad después de escuchar la versión oficial de la verdad."
Nixon no fue el primero ni el último presidente en mentir. Hay, literalmente, mil ejemplos. Hugo Chávez, de Venezuela, fue un gran mentiroso. Dijo que entregaría el poder en cinco años y que no nacionalizaría industrias ni medios de comunicación. Mintió (y aquí están las tres mentiras de Chávez)
Venezuela se torció con mentiras hacia el totalitarismo, primero con Chávez y ahora con Nicolás Maduro.
En México tenemos una larga tradición de presidentes mentirosos —incluyendo a Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo- que llegaron al poder con terribles fraudes electorales. Fueron escogidos por "dedazo" y luego se trataron de vender como demócratas. Imposible.
Un mentiroso más. Fidel Castro, tras el triunfo de la revolución cubana en 1959, dijo en varias ocasiones: "no somos comunistas".
Cincuenta y cinco años después, su hermano Raúl lidera uno de los regímenes comunistas más represivos del planeta.
Como periodistas estamos obligados a no tragarnos el cuento oficial y a dudar de (casi) todo lo que nos digan los dictadores, los presidentes y sus funcionarios. Esto es lo que últimamente se llama "periodismo con un punto de vista". Este es un tipo de periodismo irreverente, rebelde, con los de abajo frente a los de arriba, que prefiere ser visto como enemigo de los que están en el poder (que como amigo), y que exige resultados a los que gobiernan.
Se vale comenzar una entrevista o un reportaje con una posición antagónica. Lo hizo Edward R. Murrow desenmascarando las tácticas anticomunistas del congresista Joe McCarthy y lo hizo Walter Cronkite criticando la guerra de Vietnam. Lo hizo el Washington Post en Watergate contra Nixon. Lo hizo Christiane Amanpour cuestionando la pasividad estadounidense durante los abusos serbios en el conflicto de los Balcanes. Y lo hizo Anderson Cooper apuntando los fatales errores del presidente George W. Bush tras el paso del huracán Katrina en Nueva Orleans.
Más que ser objetivos, de lo que se trata es de ser justos. No puedes tratar por igual a un dictador que a una víctima de su dictadura. Nuestra principal responsabilidad social como periodistas es evitar los abusos de quienes ejercen el poder. Los mejores periodistas son siempre un poco rebeldes, no esclavos del sistema.
Pero cuando a los periodistas se nos olvida que nuestro trabajo es cuestionar, incomodar y evitar el abuso de los gobernantes, las consecuencias son enormes. Más de 120 mil civiles iraquíes y 4,500 soldados norteamericanos murieron en Irak, una guerra innecesaria que comenzó con mentiras sobre inexistentes armas de destrucción masiva. Esa fue una triste época del periodismo estadounidense. El patriotismo le ganó al periodismo.
Otro grave ejemplo. Decenas, quizás cientos, de estudiantes mexicanos fueron masacrados por el ejército en la Plaza de Tlatelolco en 1968. Los periodistas más conocidos se quedaron callados. No merecen ser llamados periodistas. Pero esa complicidad y cobardía no podría repetirse hoy en México.
Las recientes masacres de Tlatlaya e Iguala —realizadas por el ejército y la policía, con decenas de muertos- son cubiertas por una nueva generación de periodistas mexicanos, sobre todo en medios digitales, sin miedo a enfrentar a los de arriba. Ante esta nueva ola de críticas de periodistas con un punto de vista, la respuesta del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha sido la parálisis y el silencio. Pero hay que preguntar hasta que se sepa todo.
Pocas veces ocurre —como en la película sobre Watergate, All The Presidents Men- que los periodistas tumban del poder a presidentes corruptos y a líderes mentirosos. Pero Ben Bradlee y sus reporteros del Washington Post nos enseñaron que todo político debe temer esa posibilidad. No hay nada más revolucionario que decir la verdad


October 29 2014, 12:01 AM Por: Maria Luisa Arredondo

La sociedad exige la presentación con vida de los jóvenes.
México tiene el deber de preparar a sus jóvenes, de proteger su integridad y derecho a ser críticos
Ninguna de las consignas expresadas durante las múltiples protestas efectuadas en México por la tragedia de Ayotzinapa sintetiza mejor el clamor popular contra esos hechos que la de "fue el Estado", escrita en la explanada del Zócalo capitalino la noche del 24 de octubre.
Y es que, a diferencia de lo ocurrido con las otras 22 mil personas que oficialmente están desaparecidas en México donde no sabemos a ciencia cierta lo que sucedió, en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa es claro para quienes hemos seguido los reportes periodísticos que los responsables fueron los diferentes niveles de gobierno, desde la alcaldía y la policía municipal coludidas con el crimen organizado hasta el gobernador y el primer mandatario, negligentes y ajenos a lo que acontecía en Iguala.
La consigna, desde luego, provoca escalofríos por las enormes implicaciones y consecuencias que tiene. Significa que el Estado, cuya misión principal debe ser velar por la seguridad de los ciudadanos, no sólo ha fracasado en esta tarea sino que ha hecho todo lo contrario, es decir, se ha convertido en verdugo de sus gobernados.
El tema sigue en boca de todos pese a los esfuerzos del gobierno por cerrar este trágico capítulo. Esta semana, por ejemplo, incluso los empresarios más importantes del país, reunidos en una cumbre de negocios en Querétaro, tocaron el asunto de la inseguridad. Desde Carlos Slim hasta Claudio X. González coincidieron en que se solidarizan con la sociedad agravada que demanda justicia. El ex primer ministro británico Tony Blair, quien acudió como invitado, fue más allá y dijo que es necesario que México haga prevalecer el imperio de la ley y proteja a la población de menores recursos que es siempre la más afectada.
Estas declaraciones sin duda calaron en la administración de Peña Nieto que, desde que asumió el poder, trató de cambiar por decreto la imagen de México, de un país azotado por la violencia a uno moderno, con orden y plenitud de oportunidades para invertir.
La realidad nos ha demostrado, sin embargo, que no se puede construir la modernidad sobre la base de la corrupción y el terror. Para que México sea de verdad el país que Peña Nieto desea vender al mundo y que todos los mexicanos queremos hay que empezar por reconocer que necesitamos andar un largo camino para erradicar la impunidad, los abusos de los poderosos, el imperio del narco, las desigualdades sociales y la falta de oportunidades, empezando por la educación. El Estado tiene el deber de preparar a sus jóvenes, de proteger su integridad física y su derecho a expresarse y a ser críticos. De lo contrario, no habrá futuro ni para ese gobierno ni para el país.


October 28 2014, 12:01 AM Por: Maribel Hastings

Si los sondeos aciertan, la elección intermedia se perfila como gris para los demócratas.
El presidente Barack Obama no figura en ninguna boleta de las elecciones intermedias del 4 de noviembre, pero afectará los resultados en varias de las reñidas contiendas que determinarán si los Demócratas mantienen o pierden el control del Senado.
Los Demócratas tienen la mayoría del Senado con 55 escaños, incluyendo los dos independientes que votan como demócratas; los republicanos tienen 45 escaños. Éstos necesitan una ganancia de al menos seis escaños para lograr la mayoría en un año en el cual el mapa electoral desfavorece a los Demócratas porque tienen más escaños que defender: 21 en comparación con los 14 que defienden los Republicanos.
Si los sondeos aciertan, la elección intermedia se perfila como gris para los demócratas y, por ende, para la agenda de salida del presidente Obama. Desconozco si será una sacudida como la paliza de 2010, catalogada así por el mismo Obama cuando la batalla por la pieza central de su legado, el Obamacare, costó escaños a los demócratas que entonces controlaban ambas cámaras del Congreso y la Casa Blanca.
Hay cuando menos cuatro contiendas del Senado: Colorado, Louisiana, Georgia y Kansas, cuyo desenlace no queda claro y que determinarán los resultados que bien pueden conocerse en su totalidad la misma noche de las elecciones, o bien habrá que esperar a que se concreten probables segundas vueltas antes de saber cuál será el balance final de poder. En Alaska, Arkansas, Iowa y Carolina del Norte también hay luchas cerradas.
En Colorado, el titular demócrata Mark Udall defiende su escaño ante el republicano Cory Gardner. Udall apoya la reforma migratoria y no pidió el retraso de las acciones ejecutivas, pero la dilación podría afectarlo.
Gardner ofrece respuestas dignas de Cantinflas cuando habla de inmigración y parece apostar a que nadar entre dos aguas puede suponerle votos latinos. Eso, aunque tenga el apoyo del antiinmigrante en jefe, Tom Tancredo.
El segmento de votantes latinos de Colorado para quienes el tema migratorio define sus preferencias debe elegir entre la decepción con el Demócrata, el Republicano antirreforma, o simplemente no votar. El voto latino podría ser la diferencia entre el triunfo o la derrota de Udall.
En Carolina del Norte, donde hay casi 124 mil votantes latinos registrados, la titular demócrata, Kay Hagan, también enfrenta una reñida contienda ante el republicano Thom Tillis. Hagan votó en contra del DREAM Act en 2010, votó a favor del plan de reforma migratoria que el Senado aprobó en 2013, pero favoreció eliminar los fondos al plan de Acción Diferida (DACA) e instó por el retraso de las acciones ejecutivas migratorias.
Con todo, la potencial aspirante a la nominación presidencial demócrata, Hillary Clinton, hizo campaña por Hagan el sábado y fue cuestionada por los DREAMers para que aclare sus posturas más allá de decir que apoya la reforma migratoria. Para presionar a Clinton todavía hay tiempo.
Lo inmediato son las elecciones intermedias y paliza o no, por lo pronto, a votar


October 28 2014, 12:01 AM Por: Alfonso Aguilar

Usted no está obligado a votar por nadie. Lo importante es votar.
Aprovechen estas elecciones para enviar un mensaje a Washington de que no están conformes con el estancamiento actual
No pocos votantes latinos se están inclinando a no votar en las próximas elecciones de mitad de término porque no están satisfechos con las alternativas que tienen.
Están cansados con los Demócratas ya que, a pesar de que se pasan hablando de que apoyan una reforma migratoria, en seis años no han logrado nada. El presidente no ayudó a sus correligionarios al incumplir con su promesa de que al finalizar el verano tomaría algún tipo de acción administrativa para impedir la deportación de ciertos grupos de inmigrantes indocumentados.
Pero los latinos también están frustrados con los Republicanos porque estos no hicieron nada para aprobar un proyecto de inmigración en la Cámara de Representantes que está bajo su control.
En primer lugar, a mis conciudadanos latinos, les debo decir que el no votar no es una opción. Nuestra democracia requiere de ciudadanos activos que participen del proceso político. No es un sistema para meros espectadores. El que no vota no aporta a la discusión de los temas de mayor importancia para nuestro país. Para que un ciudadano sea escuchado y respetado debe hacerse oír y la manera más efectiva de hacerlo es a través del voto.
Aprovechen estas elecciones para enviar un mensaje a Washington de que no están conformes con el estancamiento actual y que quieren un cambio que lleve a la aprobación de una reforma migratoria. Demuestren su independencia de criterio; demuestren que ningún partido tiene dominio del voto latino.
En estas elecciones en particular una manera en que los latinos podemos enviar un poderoso mensaje de cambio es votando para que los Republicanos asuman la mayoría en el Senado. Este es el único resultado que cambiaría la dinámica actual en el Congreso. Si mantenemos el status quo, las posibilidades de que se pase una reforma son ínfimas.
En cambio, si los Republicanos controlan ambos cuerpos del próximo Congreso es altamente probable que aborden el tema de la inmigración constructivamente pues saben que necesitan más apoyo hispano para retomar la Casa Blanca en el 2016.
Para el que sencillamente se rehúsa a votar por los republicanos, le recuerdo que todavía tiene otra alternativa para comunicar su disgusto con Washington: dejar la papeleta en blanco. Ir a votar y abstenerse, dejando la boleta en blanco, es un voto legítimo. Usted no está obligado a votar por nadie. Lo importante es votar. La abstención envía el mensaje diáfano de que uno no está contento con ninguno de los candidatos que se presentan para elección.
En fin, opciones hay en estas elecciones. Lo crucial es salir a votar y hacer una diferencia con nuestro voto


October 27 2014, 12:01 AM Por: Jorge Delgado

Done Vida California, que gestiona el registro de donantes autorizado por el estado, puso en marcha el Mes Nacional de Donar Vida.
En los Estados Unidos el tiempo de espera para un trasplante se calcula en seis años
Una de cada 750 personas en el mundo nace con un sólo riñón de acuerdo a la Fundación Americana del Riñón. A esta condición se la conoce como agenesia renal unilateral.
Mi historia familiar recoge una circunstancia curiosa. Mi madre y mi suegro nacieron con un sólo riñón, pero mientras el de mi suegro aparentemente todavía cumple su función satisfactoriamente, el de mi madre se ha deteriorado hasta un punto en el que muy pronto será necesario un transplante para poder preservar su vida.
Por lo pronto su médico ha dispuesto que a la brevedad posible inicie el tratamiento conocido como diálisis, que en palabras simples no es otra cosa que una terapia que permite realizar de manera artificial la función renal de eliminar las impurezas y toxinas de la sangre. Adicionalmente mi madre ha pasado a formar parte de las 100,000 personas que se encuentran en lista de espera para recibir un transplante en los Estados Unidos.
Desafortunadamente circunstancias como la edad, enfermedades preexistentes e incompatibilidad sanguínea nos impide a sus familiares mas cercanos convertirnos en donantes directos. En los Estados Unidos el tiempo de espera para un trasplante se calcula en seis años; y la creciente epidemia de enfermedades vinculantes como la obesidad, la diabetes y la presión alta podrían extender este periodo aún más en los próximos años. Un estudio de 2012 señala que más de 4,500 personas mueren cada año esperando un trasplante de riñón y al menos 1,200 más sufren un deterioro tal que hace imposible la posibilidad del trasplante.
Esta crisis ha provocado que el 60% de los estadounidenses aprueben la legalización de la venta de órganos, de acuerdo a una encuesta realizada por la coalición NPR/Thomson Reuters en el 2012. Actualmente la venta de órganos es penada con prisión de hasta cinco años y una multa de hasta $50,000.
Estos números me llevan a preguntarme si debería legalizarse la venta de órganos en los Estados Unidos, y la verdad es que la respuesta me es esquiva. Mientras que por un lado, la legalización y regulación federal de un mercado de venta de órganos significaría salvar muchas vidas, no es menos cierto que crearía una realidad social en la que los pobres del mundo optarían por vender sus órganos para poder subsistir, lo que me parece también podría crear dificultades éticas muy grandes.
Un amigo con el que discutía sobre el tema me decía con un poco de cinismo, ¿acaso esa no es la base del capitalismo?, juntar la necesidad del que tiene como pagar un órgano con la de aquel que tiene como venderlo y necesita el dinero. La verdad son aguas muy turbulentas para mí, a pesar de que esa necesidad ha golpeado las puertas de mi casa.
Me encantaría conocer la opinión de los amables lectores.
No nos olvidemos que hay que votar el 4 de noviembre

Próximo
ENCUESTA

EDICIÓN ELECTRÓNICA